Tijeretazo más profundo será en Educación

Con menos estudiantes y menos planteles, se anticipan menos maestros, quienes recibirán su primer aumento salarial en diez años

Por Lyanne Meléndez García

Con $303 millones en recortes al año fiscal 2022, el Departamento de Educación será la agencia que sufrirá un mayor impacto económico. Esto en medio de un panorama en el que se proyectan cada vez menos estudiantes con la más reciente reducción de 26,674 estudiantes que entre septiembre y enero han salido del sistema público del país tras el huracán María.

No solo eso, sino que con estas proyecciones, que apuntan a 292 mil estudiantes al 2022, comparado con los 319,422 que hay actualmente, el gobierno anunció que como parte del borrador del plan fiscal se contempla el cierre de 307 escuelas y una disminución de miles de maestros.

Artículo recomendado: Aumentarán salarios de maestros

En una reunión con los periodistas, el gobernador Ricardo Rosselló y la secretaria de Educación, Julia Keleher, abordaron los detalles del plan fiscal, que proyecta una reducción de 32,119 docentes a 24,776 para el año fiscal 2022. La primera reducción en cantidad de educadores se verá en el año fiscal 2019 cuando habrá 29,514.

El gobernador aclaró que aquellos maestros que son empleados regulares del Departamento se les honra su permanencia, no obstante, las reducciones se apuesta a que sean en los contratos, así como en el programa de Transición Voluntaria. “Hay maestros que están contratados en base a necesidad y esos se contemplan dentro de este proceso. Es política pública que las personas que ya están en plaza, esos continúan”, expresó Rosselló.

Añadió que los números cambian porque dependen de cuántos maestros se acojan al programa de transición voluntaria, el cual es un programa que según el primer ejecutivo, “se le establece al maestro, pero está abierto a todo el gobierno, que se le va a pagar por un término definido con todos los beneficios, se pueden ir, continuarán recibiendo su cheque y al terminar ese periodo pues cesan de estar en el empleo”. A estas reducciones de maestros se suma que se estima que unos 1,200 docentes se jubilan anualmente.

Explicaron que se necesitarán menos maestros ya que la matrícula ha ido cayendo y, además, se espera que la proporción de alumnos por maestros pase de un promedio de once estudiantes por maestro, a 14 a uno para el 2022. No obstante, este cálculo no aplicará a estudiantes de Educación Especial. “Con menos estudiantes es lógico pensar que vas a necesitar menos maestros”, planteó la funcionaria.

Por otro lado, se espera que el personal administrativo se reduzca de 13,325 que hay actualmente a 9,354 empleados, mientras, la proporción de estudiantes por empleado administrativo aumentará de 25, que son actualmente, a 31 estudiantes por cada empleado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo