Comida rápida puede hacer que su sistema inmune sea más "agresivo”

Un estudio muestra que los efectos de la comida rápida permanecen mucho tiempo después de haber cambiado a una dieta saludable

Por Daniel Casillas

Meagan Morris / www.metro.us

Seguir la dieta del presidente Donald Trump basada en McDonald's podría ser tentador ya que su médico le dio a su salud un pulgar hacia arriba, pero un nuevo estudio muestra que la comida rápida podría impactar su salud de maneras que usted no reconocerá inmediatamente.

Según investigadores de la Universidad de Bonn, el sistema inmunológico trata los alimentos poco saludables altos en grasa y calorías, como los que se encuentran en la comida rápida, como una infección bacteriana, poniéndolos en alerta para luchar contra los invasores extranjeros. Esto puede sonar como algo bueno, pero un sistema inmunológico que está constantemente "encendido" crea una inflamación que puede ser un factor en el desarrollo de enfermedades como la diabetes y la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias).

Y lo que es aún peor: Este sistema inmunológico sigue siendo estimulado incluso mucho tiempo después de cambiar a una dieta más saludable.

"Recientemente se ha descubierto que el sistema inmunológico innato tiene una forma de memoria", dijo el Prof. Dr. Eicke Latz, Director del Instituto para la Inmunidad innata de la Universidad de Bonn y científico del DZNE. "Después de una infección, las defensas del cuerpo permanecen en un estado de alarma, para que puedan responder más rápido a un nuevo ataque."

Para el estudio, los investigadores dieron a los ratones una dieta "occidental" llena de grasa y azúcar y baja en fibra durante un mes. Los ratones desarrollan una "fuerte respuesta inflamatoria" en todo su cuerpo, muy similar a una infección bacteriana.

"La dieta poco saludable condujo a un aumento inesperado del número de ciertas células inmunitarias en la sangre de los ratones, especialmente granulocitos y monocitos. Esto fue una indicación de la participación de los progenitores de células inmunes en la médula ósea", dijo Anette Christ, becaria postdoctoral del Instituto de Inmunidad innata de la Universidad de Bonn.

Para medir verdaderamente los efectos, los investigadores tomaron progenitor de médula ósea para las principales células inmunitarias y las compararon con las células de un grupo de control de ratones alimentados con una dieta saludable. El análisis encontró que la dieta occidental tuvo un gran impacto en los genes, pero que la inflamación aguda desapareció después de un mes en una dieta normal de cereales.

Pero muchos de los genes que estaban "encendidos" durante el mes de la dieta de comida rápida seguían activos, haciendo más fácil para el sistema inmunológico tener una fuerte reacción inflamatoria a los invasores, como las infecciones bacterianas y virales reales.

Un estudio adicional sobre las células sanguíneas de 120 personas produjo resultados similares.

Estos resultados muestran que estamos fallando en educar a la gente sobre los peligros de una mala dieta – y podría ser un factor en por qué la esperanza de vida de los adultos está disminuyendo.

Sólo así podremos vacunar a los niños y niñas en una etapa temprana contra las tentaciones de la industria alimentaria ", dijo Latz sobre cómo cambiar el camino. Los niños tienen una opción de lo que comen todos los días. Deberíamos permitirles tomar decisiones conscientes con respecto a sus hábitos alimenticios ".

Pero no esperamos que atraiga al presidente Trump a cambiar sus hábitos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo