Sigue en pie cierre parcial del gobierno EE. UU.

Pese a las negociaciones

Por AP

WASHINGTON — El cierre parcial del gobierno federal en Estados Unidos se aprestaba a crear más perturbación y peligros políticos en Washington el lunes, luego que el Senado se acercó, pero eventualmente no consiguió un acuerdo que habría reabierto agencias federales antes del inicio de la semana laboral.

El líder de la mayoría senatorial, el republicano Mitch McConnell y el líder demócrata Chuck Schumer dijeron que las negociaciones duraron hasta bien avanzada la noche del domingo. Para el lunes al mediodía estaba programada una votación para romper una maniobra dilatoria demócrata sobre una propuesta de financiamiento a corto plazo. Bajo la propuesta en proceso, los demócratas aceptarían una medida de financiamiento por tres semanas _hasta el 8 de febrero_ a cambio de un compromiso de los líderes republicanos en el Senado para lidiar con la política de inmigración y otros importantes asuntos legislativos en las próximas semanas.

Pero los demócratas parecían estar demandando un compromiso más firme de McConnell. "Aún no hemos logrado un acuerdo sobre la forma de avanzar”, dijo Schumer el domingo por la noche.

Los comentarios de McConnell se produjeron luego de horas de conversaciones entre los líderes y legisladores de base sobre cómo poner fin al estancamiento, que comenzó el viernes luego que los demócratas bloquearon una propuesta temporal de gastos. Los demócratas han tratado de usar la ley de gastos para conseguir concesiones, incluyendo protecciones para unos 700.000 inmigrantes jóvenes traídos ilegalmente de niños a Estados Unidos.

Los republicanos parecían cada vez más confiados en que los demócratas estaban cargando con la mayoría de las críticas por el cierre y que al final cederían. La Casa Blanca y líderes republicanos dijeron que no negociarán con los demócratas sobre inmigración hasta que se reabra el gobierno.

El lunes, el presidente Donald Trump acusó a los demócratas de dar prioridad a los servicios y la seguridad para los no ciudadanos sobre los ciudadanos estadounidenses. “No es bueno”, dijo en su primer tuit. “Los demócratas han cerrado nuestro gobierno por los intereses de su base de extrema izquierda. No quieren hacerlo pero son impotentes”.

El tuit de Trump pareció contradecir comentarios de su director de asuntos legislativos, Marc Short, quien le dijo a la CNN que los inmigrantes en cuestión son respetuosos de la ley y “productivos para nuestra sociedad”. Short dijo que el gobierno quiere “encontrar una vía para que ellos” se queden en Estados Unidos.

Había indicios el domingo de que la determinación de los demócratas comenzaba a ceder, debido al aumento de las preocupaciones de que un cierre prolongado podría convertirse en un dolor de cabeza electoral para el partido precisamente en momentos en que muestra más confianza sobre las perspectivas para los comicios de noviembre.

Loading...
Revisa el siguiente artículo