Contra el reloj sistema de salud de Puerto Rico

El sistema de salud puertorriqueño, que podría quedarse sin fondos para el mes de abril, sigue a la espera de una solución por parte del Gobierno federal

Por Miladys Soto

El Gobierno ahora tratará de insertar a la isla en una medida que la eximiría de parear fondos federales de salud por dos años, luego de que el Senado eliminara la reautorización del Programa de Asistencia Médica Infantil (CHIP) con $1,000 millones para Puerto Rico en la resolución temporal del presupuesto federal.

Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés), indicó a Metro: “Lo que hemos estado trabajando recientemente junto con la comisionada residente es que dentro del paquete del suplementario, que es la medida para atender las necesidades de reconstrucción después del desastre, se incluya en ese paquete esa cobertura del 100 % del costo del programa. Eso lo que significa es que cubriría el costo del estado más el costo del Gobierno federal”.

De acuerdo con el funcionario, actualmente Puerto Rico participa del Federal Medical Assistance Percentage (FMAP)en un 65-45 % y recibiría más de $6,000 millones si se aprobara el 100 % del FMAP por dos años.

De igual forma, Mercader explicó que en Nueva Orleans después del huracán Katrina, el Gobierno federal cubrió en un 100 % el costo del programa de Medicaid, en un momento dado por 18 meses y luego por 34 meses”.

“El mejor vehículo para pasar estas medidas que ayuden a la recuperación de Puerto Rico es el vehículo del suplementario”, detalló el funcionario, quien agregó que “dada la premura de los fondos de Medicaid, consideramos que ese es el mejor vehículo”.

Necesaria solución a largo plazo

Jaime Plá, presidente de la Asociación de Hospitales, expuso que la organización ha cabildeado en Washington por más fondos de salud, a la vez que opinó que, de otorgarse los 1,000 millones, estos solo resolverían el problema de liquidez a corto plazo.

“Nosotros estamos tratando de incluirnos de una manera un poco más exhaustiva para que se resuelva el problema de salud en Puerto Rico. Nosotros estamos pidiendo que se considere la eliminación del pareo federal, la cual nos daría una amplitud en los fondos o que nos trataran igual que los demás estados”, comentó.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos, Víctor Ramos, manifestó que entre las consecuencias que podría tener el hecho de que el Gobierno se quede sin los $1,000 millones, están la limitación de servicios o de beneficiarios.

"Eso sería crítico para Puerto Rico, habría dos opciones, dar servicios altamente limitados, o dos, sacas de 500 a 900 mil personas de la tarjeta", expuso Ramos, sobre la posibilidad de que la Isla no reciba los 1,000 millones de Medicaid.

“Hay que recordar cómo son las cosas en Estados Unidos. El tema de Puerto Rico es un subtema dentro de la negociación mayor que tienen los demócratas y los republicanos”, sentenció.”

“Lo otro que se está tratando de salud, además de los 1,000 millones, es que, en el relief package de María, nos den dos años de 100 % de FMAP. Eso fue lo mismo que se le dio a Luisiana en Katrina. No nos estamos reinventando la rueda”, puntualizó.

Este diario hizo gestiones para comunicarse con la comisionada residente Jenniffer González y la directora de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES) Ángela Ávila Marrero, pero los esfuerzos fueron infructuosos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo