Refieren a Ética a exfuncionario por lío de alimentos que van a comedores

Así lo revela una auditoría que investiga las operaciones de la ADEA

Por Metro Puerto Rico

La Contraloría de Puerto Rico emitió hoy una opinión favorable con excepciones sobre las operaciones fiscales relacionadas con el Programa de Mercados Institucionales de la Administración para el Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA), adscrita al Departamento de Agricultura.

En el informe se comenta además, que se remitió una situación a la consideración de la Directora Ejecutiva de la Oficina de Ética Gubernamental, sobre las posibles violaciones éticas por parte de un ex funcionario de la ADEA.

La auditoría revela que la ADEA no realizó un proceso de subastas ni formalizó contratos para cumplir con los servicios de acarreo de alimentos a los comedores escolares.

Del 2014 al 2016, la ADEA desembolsó $6.2 millones a 63 acarreadores independientes que no tenían contrato, y a 40 de ellos, le pagó en exceso del límite de los  $40,000 que es la cantidad que establece el Reglamento de Compras y Subastas.

La ADEA no suministró a nuestros auditores evidencia del análisis que realizaron para establecer las tarifas de pago del acarreo ni tampoco la consideración de las tarifas autorizadas para estos servicios por la Comisión de Servicio Público.

El informe de seis hallazgos señala múltiples deficiencias en la compra y venta de productos agrícolas del Programa.

El Administrador, por ejemplo, no había actualizado el Reglamento del Programa al Plan de Reorganización 4 del 2010, la compradora de carnes frescas no contaba con el adiestramiento ni el nombramiento que otorga para ese fin la Administración de Servicios Generales, y los centros de acopio no mantenían inventarios perpetuos de los productos agrícolas comprados.

Contrario al Manual de Contabilidad, la ADEA emitió 268 cheques por $2.5 millones con la firma digitalizada de la Supervisora de Tesorería mientras esta se encontraba en licencia de vacaciones o enfermedad. Se debieron haber utilizado las firmas alternas autorizadas y registradas.

Además, el Administrador de la ADEA no había designado a un funcionario ajeno para custodiar los cheques en blanco sino que la Supervisora de Tesorería realizaba esta función que es conflictiva con su labor de firmar los cheques.

El Informe cubre el periodo del 1 de enero de 2013 al 31 de diciembre de 2016 y está disponible en  www.ocpr.gov.pr.

Loading...
Revisa el siguiente artículo