Tribunal da paso a publicidad en Fiestas de la SanSe

Se espera que hoy el juez federal que lleva el caso tome una determinación final

Por Lyanne Meléndez García

El Tribunal Federal en Puerto Rico concedió el interdicto en la gran mayoría de sus reclamaciones contra el municipio de San Juan por la ordenanza que regula las Fiestas de la Calle San Sebastián, dando así paso a la publicidad en el casco viejo de San Juan durante los próximos días.

Según José González Freire, presidente de Pan American Properties el Tribunal les concedió que puedan rotular en balcones, negocios y fachadas, tener comparsas y que las personas puedan usar camisetas de gasolina. Dijo no concedió ubicar inflables en distintos puntos del Viejo San Juan por un tema de seguridad y que en ese segmento también se mantuvo la prohibición a lanzar artículos promocionales desde las tarimas. Según González Freire como ellos fueron los que llevaron la solicitud del interdicto, solo a ellos les aplica la liberación de la ordenanza.

"La libertad de expresión nuestra que nos las querían limitar fue liberada. Yo creo que es un mensaje para el municipio de que no puede estar tomando decisiones sin pensar en la libertad de sus ciudadanos", dijo en empresario.

El juez federal Pedro Delgado estuvo viendo el recurso por dos días. Pan American Properties estuvo representada por Edwin Prado, como la parte demandada, mientras el municipio de San Juan estuvo representado por Raul Mariani Franco, Charlie Hernández y Héctor Figueroa.

Durante la tarde de hoy, el primero en ofrecer declaraciones fue el comisionado de seguridad pública de San Juan, Guillermo Calixto Rodríguez, quien justificó que las disposiciones contempladas en la demanda responden además a la seguridad de los ciudadanos a la vez que son medidas preventivas. No obstante, durante el interrogatorio que le hizo la parte demandante, no pudo precisar que el practicar las acciones que prohíbe la ordenanza atenten contra la seguridad.

Sobre lanzar material promocional u objetos desde balcones, Calixto Rodríguez sostuvo que es una medida para evitar que se usen los balcones de forma indiscriminada y al ser estructuras antiguas podrían desprenderse, además que al lanzar uno de los objetos podrían herir a alguien, así como que una persona podría perder el balance y caer del balcón. A preguntas del juez federal, el comisionado de la Policía Municipal indicó que lanzar un objeto y herir a alguien está cubierto bajo el delito de agresión, pero requeriría de un permiso judicial para acceder al balcón a intervenir con el que lanzó el objeto. Sin embargo, reconoció que si alguien viola la ordenanza, la Policía tendría el mismo problema de acceso.

En cuanto a las comparsas, el comisionado utilizó un argumento similar de que atentaba contra la seguridad al presentarse entre la muchedumbre, sin embargo, admitió que en la ordenanza se permiten aquellas que el municipio de permisos.

De igual forma, con relación a los inflables, Calixto Rodríguez planteó que si se colocan en lugares públicos pueden obstruir el paso de vehículos de emergencia y el flujo de personas caminando, además que podrían ser una distracción para los conductores, esto último fue objetado por el juez quien cuestionó si los letreros en las calles también representan una distracción.

Por otro lado, testificó Francisco Jeremías Delgado, quien es la única persona en Puerto Rico certificada para volar drones comerciales y asegura ha sido contratado por Pan American Grain. En su testimonio estableció que la única agencia capacitada para certificar personas es la Agencia Federal de Aviación (FAA, siglas en inglés). Esta discusión surge debido a que en la sección 22 de la ordenanza, el municipio prohíbe el uso de drones a menos que sean certificados por agencias gubernamentales, que pertenezcan al municipio o auspiciadores oficiales de las Fiestas.

Más temprano testificó el director de la Oficina de Permisos de la capital, Juan Carlos Gallisá, quien admitió que no fue hasta ayer a mediodía que enviaron por correo electrónico la notificación de “archivo por perjuicio” a los demandantes. En la carta, se indicó que Pan American no ofreció la información completa. Sin embargo, no se especificó en la misiva qué tipo de información faltaba.

El director de la Oficina reconoció que queda a su juicio y no bajo la ordenanza, si un letrero de un negocio está violando las disposiciones.

También señaló que en la ordenanza no se precisan cuales son los criterios para otorgar permisos.

Mientras, el martes –primer día de la vista- declararon Xiomara Rivera, coordinadora de eventos y promociones de Pan American Properties, y el técnico de permisos de la Oficina de Permisos Municipal, Alejandro Cuadrado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo