Denuncian a profesor UPR por patrón de abandono de trabajo e intimidación

El catedrático de la UPR en Cayey tiene cinco querellas presentadas ante el decanato

Por Víctor Torres Montalvo
Foto: Dennis A. Jones/Metro PR
Denuncian a profesor UPR por patrón de abandono de trabajo e intimidación

Por: Víctor Torres Montalvo / @motinsitepegas

"En la UPR nos encontramos con la situación en que los profesores pueden ser 'intocables' cuando logran el rango de catedrático [y} sin importar sus ejecutorias…".

De esta forma, Héctor Barreto Vázquez, presidente del Consejo General de Estudiantes (CGE) del Recinto de Cayey de la Universidad de Puerto Rico (UPR), denunció que un profesor que tiene cinco querellas por un patrón de abandono de trabajo, intimidación a sus estudiantes y difamación a la administración aún se mantenga dando clases en el campus.

El caso apunta que el catedrático Humberto Malavé Núñez, profesor del Departamento de Administración de Empresas (ADEM), comenzó a faltar a su trabajo por tres semanas corridas en diciembre del 2016 luego de tomar una licencia por enfermedad. En esta ocasión, el entonces director de ADEM, Jaime Cruz Pérez, empezó a levantar dudas sobre el comportamiento "insubordinado" de Malavé Núñez.

En una ocasión, Cruz Pérez citó al profesor a una reunión para discutir porqué no había acudido a trabajar el día que regresaba de enfermedad y porqué no se encontraba en una oficina de la Comisión para la Prevención de la Violencia (COPREVI) del campus, donde dijo que estaría. La oficina asignada oficialmente para el catedrático no es allí, sino en ADEM.

De acuerdo con el recuento de Cruz Pérez en la querella presentada el 5 de diciembre de 2o16 ante el Decanato de Asuntos Académicos, al cuestionar al profesor este contestó de manera "altanera, agresiva y amenazante" y procedió "en tono agresivo e iracundo" a avisar que no usaría su oficina oficial. Las razones que dio era que tenía unas alegadas condiciones médicas. Ante esto, el director de ADEM le indicó que podía pedir acomodo razonable pero Malavé Núñez se reafirmó en no usar su oficina y aseguró tener "muchos amigos médicos" que podían certificarle "las condiciones que él quisiese".

DATO: En todas las quejas presentadas, se alegó que el profesor estaba violando varias secciones del Artículo 35 ("Acciones Disciplinarias") del Reglamento General de la UPR

En la segunda querella, esta del 22 de diciembre de 2016, Cruz Pérez alegó que el educador cometió un acto de "insubordinación" al no comparecer a una reunión convocada para discutir unos temas relacionados a un internado de Contabilidad y un informe de trabajos hechos por Malavé Núñez.

Según consta en unos correos enviados entre ambos, el profesor denunciado levantó banderas de un supuesto grupo —incluido el exrector Mario Medina— que le había estado creando un "ambiente hostil y de acoso laboral…".

Ya en 2017, según consta en documentos revisados por Metro, pretendió cobrar por tareas que no le correspondían y, a pesar de indicar que no podía continuar con sus clases por no encontrarse en el "estado emocional" necesario, días después se mantuvo recibiendo estudiantes y realizando tareas administrativas.

Para comienzos del año pasado, además, Cruz Pérez ya estaba incluyendo en las querellas que el docente estaba incurriendo en "alegaciones fraudulentas" y un "patrón de conducta y comportamiento en detrimento de los estudiantes, de los compañeros profesores, del departamento y de la UPR en Cayey".

Como ejemplo de esto, se detalla en una querella que se le solicitó a Malavé Núñez un listado de las notas que tenían los estudiantes de sus tres clases al momento de este abandonar los cursos por alegados problemas de salud. De acuerdo con Cruz Pérez, los profesores que se encargaron de las clases tuvieron que pedirles a los alumnos que solicitaran sus notas individualmente para poder continuar con el material.

Querella estudiantes ante procurador estudiantil Foto: Estas son parte de las alegaciones que hacen los estudiantes en contra de Humberto Malavé Núñez/Pantallazo

Asimismo, supuestamente intimidó a varios estudiantes que presentaron una querella en su contra ante el Procurador Estudiantil.

Esos alumnos alegaron que el profesor no discutía el material antes de dar ejercicios, que no corregía los trabajos para apuntar en qué estaban fallando y que no se le daba tiempo suficiente para estudiar para los examenes, entre otras cosas.

"Antes [mi compañera] y yo buscábamos la calidad en la educación, pero ya vemos que con este profesor no va a ser posible… Nuestro deseo es ser cambiadas de sección para nuestra paz mental y académica", pidió una de las estudiantes afectadas.

Sin embargo, Barreto Vázquez también denunció que la actual decana de asuntos académicos, Glorivee Rosario Pérez, supuestamente no quiera cambiar a las estudiantes de sección porque esto representaría asumir una postura en el proceso.

Al momento, las estudiantes continúan bajo el mismo profesor. Este no se encontraba entre la plantilla de docentes para el año académico 2017-18, pero fue contratado nuevamente cuando la nueva administración llegó al campus, de acuerdo con el CGE.

El presidente del CGE también anunció que se refirió el caso a los Comités de Asuntos Académicos y Finanzas de la Junta de Gobierno (JG) para que se evalúe una posible malversación de fondos.

Profesor prepara acciones legales

Malavé Núñez, en entrevista con Metro, negó que haya incurrido en todas las faltas al Reglamento General de la UPR. "Siempre las voy a negar porque son completamente falsas", comentó.

"Es un acto de mala fe. Es un acto libeloso para hacerle daño a mi persona", expresó.

Asimismo, dijo que está en conversaciones con un abogado para tomar medidas legales contra "ellos". Malavé Núñez no especificó a quién se refería, y dijo que no haría más comentarios por el momento.

Reacciona la administración UPR

En respuesta a la historia, el presidente de la UPR, Darrel Hillman, envió hoy unas declaraciones indicando que habló con José Molina Cottorector interino del recinto— y le pidió que realizara una investigación para auscultar posibles medidas según los protocolos y los reglamentos.

"Reitero que la Universidad de Puerto Rico está comprometida con proveer un ambiente de bienestar y seguridad, libre de acoso, para todos los miembros de la comunidad universitaria, según lo establecen nuestras normativas institucionales y reglamentos", sostuvo.

Por otra parte, Molina Cotto no estuvo ayer disponible por un supuesto compromiso académico. Según aseguró el presidente del CGE, el rector tiene conocimiento sobre las querellas y no se ha tomado ninguna acción.

A su vez, Gilberto Domínguez Escalera —representante graduado ante la JG y miembro del Comité de Finanzas— confirmó ayer a este diario que recibieron la querella presentada contra Malavé Núñez.

No obstante, aunque tienen una reunión conjunta con el Comité de Asuntos Académicos calendarizada para este próximo viernes, 19 de enero, desconoce si se tocará allí porque no se ha compartido cuál será la agenda.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo