Keleher: “Me cansé de que lleguen mensajes de que la comida no ha llegado”

Inaceptable para la secretaria de Educación que los alimentos no lleguen al comedor, por lo que revisará logística

Por Lyanne Meléndez García
Foto: Dennis A. Jones
Keleher: “Me cansé de que lleguen mensajes de que la comida no ha llegado”

Mientras se lidia con la reorganización de docentes a raíz de la merma de 23 mil estudiantes en la matrícula, la secretaria de Educación, Julia Keleher, revisará el protocolo y la logística en los comedores escolares.

Así lo dio a conocer durante su visita a tres planteles en Canóvanas, Loíza y Carolina como parte del reinicio de clases tras el receso navideño.

Tal y como Metro reportara ayer sobre la incertidumbre de escasez de alimentos en algunas escuelas, la secretaria sostuvo: “A través del paso del huracán María me inserté en lo que tenía que ver en como funcionan los comedores. Entiendo bien lo que es la logística, eso hay que mejorarla ya, porque ya me cansé de que me lleguen mensajes de que la comida no ha llegado”.

“Busquemos la manera de que los alimentos lleguen porque no hay ninguna explicación justa que yo pueda aceptar y esté dispuesta a aceptar de que los alimentos no han llegado”, sentenció Keleher al asegurar que buscará una mejor planificación y una mejor manera para ejecutar la logística de distribución.

Al momento hay un 40 % de escuelas sin servicio de energía eléctrica, por lo cuál deben tomar medidas como no reservar alimentos frescos, despachar rápido de las carnes que reciban, no obstante, según Keleher no hay problemas mayores porque se cocina con gas. Además, el Departamento mantiene una dispensa que permite servir tres en vez de cinco alimentos en la bandeja. Planteó que ha tenido conversaciones con Servicios de Alimentos y Nutrición (FNS, siglas en inglés) y señaló que hasta el presente no hay problemas respecto a los fondos federales.

“Hay que ser muy responsable en términos cuánto se estima va a ser la matrícula en un día, porque por ejemplo aquí si los de comedores estiman que iban a llegar alrededor de 600 personas, y cocinan para tantos niños y llegan aquí 350, sería una pérdida de casi la mitad”, planteó Keleher en su visita a la José M. Lázaro en Carolina donde se reportó una merma de 300 estudiantes.

Merma de 23 mil alumnos

Además de la reducción de niños y jóvenes en los salones de clase, unos 250 maestros que se acogieron a licencias, aún tienen varios días para reportarse. Esto se suma a una denuncia de la Federación de Maestros de que faltan maestros por nombrar en decenas de escuelas.

Sin embargo, la secretaria indicó que aunque tiene intenciones de reasignar los recursos no puede realizar una reorganización hasta tanto concluya la fecha límite en que esos docentes se deben reportar.

Keleher explicó que aún no se puede precisar el panorama en las escuelas porque al no haber servicio de energía eléctrica la asistencia se recopila a mano, lo que hace más lento el proceso, a la vez que continuarán llegando alumnos en la semana. “Se han ido son como 23 mil, en agosto la matrícula era 345 mil”, expresó la titular de la agencia al señalar que “provoca una situación complicada porque hay que ajustar la reasignación de recursos, no solo maestros pero entender donde están y donde faltan”.

Sobre considerar el cierre de planteles, detalló que “ya se hablaba de la necesidad de consolidar, lo que mi preferencia sería ver el panorama y redistribuir la población y asegurar que haya una facultad completa”.

Vea la visita de la secretaria:

Fotos: Dennis A. Jones

Loading...
Revisa el siguiente artículo