Prefieren agua de manantial pese a advertencias sobre salubridad

A pesar de que ya hay un 96 % con servicio de agua aún hay quienes acuden a un manantial ante la falta del servicio o ante la calidad de la que llega a sus hogares

Por Lyanne Meléndez García
Foto: Dennis A. Jones
Prefieren agua de manantial pese a advertencias sobre salubridad

A pesar de que María Pastrana ya tiene servicio de agua potable en su hogar, al menos una vez a la semana acude a una toma de agua que brota de un manantial en Cupey Alto para llenar varios galones y utilizar ese líquido para tomar y cocinar.

Se trata de un tubo PVC enterrado en un solar del Camino Los Pastrana, del cuál brota agua fría que a más de 100 días del huracán María aún sirve de oasis para quienes no tienen servicio de agua potable, que al momento representan el 4 % de los clientes de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

agua

No obstante, hay otros como doña María, que aunque tienen servicio prefieren utilizar el agua de manantial pues aseguran que es más limpia que la que reciben en sus hogares, ya que llega con turbidez.

“Para lavar no la uso porque tengo agua, esta la uso para tomar y cocinar”, expresó Pastrana mientras llenaba varios galones, al señalar que el agua que llega a su residencia en muchas ocasiones viene con turbidez por lo que no la puede consumir.

Como María Pastrana hay otras zonas similares alrededor de la isla donde las personas se detienen con vasos, galones y hasta con drones para llenarlos de agua. Ejemplo de ello es en la carretera PR-52 entre Caguas y Cayey, donde hay un tubo similar con agua que brota de un manantial a la orilla del pavimento. Así también hay en el Sector Quebrada Prieta en Canóvanas, en Saint Just, Carolina y en el área rural de Trujillo Alto.

Al centro de la isla, donde escaseó el agua transcurrido el huracán María, se pueden localizar otras tomas en Morovis, Ciales y Manatí. Allí, llegaban personas a incluso bañarse y lavar la ropa en el lugar.

¿Es seguro consumir esa agua?

La AAA, la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y el Departamento de Salud coincidieron en que no se recomienda consumir agua que no esté certificada por Salud, la única autoridad en la isla responsable de certificar si es segura para su consumo.

agua

La secretaria auxiliar de Salud Ambiental, Mayra Toro, planteó que por la manera en que se tiene acceso a esta agua -con tubos PVC- se recomienda a los ciudadanos que opten por obtener agua de sistema de distribución de la AAA, camiones cisternas o agua embotellada. No obstante, reconoció que en vista de que las personas recogen agua en estos lugares, se exhorta a tomar medidas para hacerla potable, entre ellas hervirla de tres a cinco minutos, utilizar filtros y las tabletas de cloro que el Departamento ha entregado en las comunidades. Toro advirtió que consumir agua no potabilizada podría ocasionar enfermedades gastrointestinales. Aclaró que hasta finales de año no se había registrado ninguna incidencia mayor a los números que comúnmente se registran sobre enfermedades de este tipo. “Es bueno porque eso quiere decir que la ciudadanía ha estado escuchando”, dijo.

El director ejecutivo de la región Metro de la AAA, Roberto Martínez Toledo, explicó a Metro que sobre esas tomas no tienen jurisdicción ni injerencia en ellas. “Esos lugares son que hay un manantial en la ladera y una persona enterró el tubo para que salga (agua) y la cojan afuera”, dijo Martínez Toledo al destacar que por ende no es agua potable, por lo que “no se recomendaría que se use”.

Sobre el hecho de que el agua llega a las residencias con turbidez, el directivo reaccionó que “puede deberse a que todavía tenemos muchos sistemas que dependen de generadores, ellos fallan con frecuencia algunos tenemos que repararlos y cambiarlos y en las ocasiones de bomba paran y cuando se regenera puede ser que el agua llegue con un poco de turbidez. Sin embargo el agua de nosotros contiene cloro que es el desinfectante universal que garantizan que tomen”.

El gerente del Área de Calidad de Agua en la JCA, Ángel Meléndez Aguilar, detalló que “es responsabilidad de la ciudadanía que consuma agua de una fuente no autorizada por el Departamento de Salud ya sea de un Acueducto Comunal o de la AAA, tomar muestras y verificar si cumple con los parámetros del Departamento de Salud. Tampoco es viable para Salud analizar regularmente todos los lugares donde la gente coge agua. De igual forma la JCA no puede muestrear todos los cuerpos de agua”. Además recomendó a los ciudadanos consumir solamente agua de acueductos comunales autorizados por Salud o de la AAA.

Cómo potabilizar el agua:

  • Hervirla de 3 a 5 minutos.
  • Utilizar filtros.
  • Usar tabletas de cloro que el Departamento ha entregado.
  • Echar 3 a 5 gotas de cloro casero sin olor por cada galón de agua. Agitarlo bien.
Loading...
Revisa el siguiente artículo