OEA pone sus ojos sobre gobierno del Perú

El propio presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, hizo una invitación a la organización, en medio del proceso de destitución que enfrenta mañana

Por David Cordero
Manifestantes protestan en contra de Keiko Fujimori y el partido Fuerza Popular, cuyos congresistas acusan al presidente Kuczynski de corrupción. / Foto: AP
OEA pone sus ojos sobre gobierno del Perú

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció hoy, miércoles, que el cuerpo enviará una delegación a la República del Perú, con el fin de observar y analizar la actual situación política del país.

“Estamos ajustando detalles para envío de delegación de OEA a Perú, según invitación del gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski”, confirmó Almagro, a través de su cuenta de Twitter.

Kuczynski hizo la invitación a la OEA el pasado martes por medio de una carta, en la que expresó “profunda preocupación” debido “a la ocurrnecia de algunos hechos que afectan la estabilidad democrática”.

Aunque la mayoría opositora del Congreso le pidió a Kuczynski que abdicara para evitar el proceso de destitución, el presidente afirmó que no renunciará a su cargo. Foto: AP Aunque la mayoría opositora del Congreso le pidió a Kuczynski que abdicara para evitar el proceso de destitución, el presidente afirmó que no renunciará a su cargo. Foto: AP

El presidente de la República enfrenta un proceso de “vacancia presidencial” o destitución, luego de que el Pleno del Congreso peruano aprobara la moción contra el mandatario el pasado viernes, 15 de diciembre, con 93 votos a favor y 17 en contra, bajo el argumento de “incapacidad moral”, que es una figura contemplada en la Constitución peruana que permite inhabilitar al jefe de Estado por hechos extraordinarios que no necesariamente incurren en delitos, según explica una publicación del periódico El Espectador.

El señalamiento principal de la mayoría de los miembros del Parlamento unicameral –dominado por el partido Fuerza Popular de su rival Keiko Fujimori– es que una empresa vinculada al presidente recibió pagos de Odebrecht por asesorías cuando este se desempeñaba como ministro de Economía y primer ministro del gobierno de Alejandro Toledo entre el 2001 y 2006. La oposición del Congreso se ampara en que el mandatario ocultó dicha información.

Kuczynski reaccionó a través de Twitter y expresó que “nos costó mucho recuperar esta democracia. No la volvamos a perder. No voy a abdicar ni a mi honor, ni a mis valores, ni a mis responsabilidades como presidente de todos los peruanos”.

Kuczynski admitió el domingo que mientras era ministro de Economía su empresa Westfield Capital recibió ingresos de Odebrecht por asesorías financieras. La compañía brasileña –relacionada a varios escándalos de corrupción en Latinoamérica– lideraba entonces dos consorcios que realizaron obras públicas en Perú, según informó Prensa Asociada. Desde el año 2000 la alta cúpula política del país se ha visto salpicada por escándalos de corrupción vinculados a Odebrecht.

“No negocié nada, yo soy el accionista de la empresa pero no la gestiono, yo no firmé ningún contrato ni le pedí a nadie que hiciera un contrato”, aseguró Kuczynski, al tiempo que dijo que la asesoría con Odebrecht la realizó el director de su firma, el chileno Gerardo Sepúlveda.

Además, Kuczynski afirmó que el partido fujimorista Fuerza Popular, busca destituirlo con “un asalto al orden constitucional”. Fujimori, quien perdió las elecciones presidenciales ante Kuczynski el pasado año 2016, no ha hecho declaraciones al respecto.

El Pleno del Congreso fue convocado para hoy a las 9:00 de la mañana. Se espera que el presidente de la República ejerza su defensa y luego los congresistas expresarán su posición. No se sabe todavía cuántas horas durará el debate, aunque se prevé será extenso. Para aprobar al destitución, se requiere un total de 87 votos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo