Energía solar evita cierre de escuela en el oeste

El plantel atiende una población de 40 estudiantes de educación especial, que necesitan sus terapias y servicios

Por Inter News Services

La escuela Rafael Cordero de Aguada, que atiende a niños de educación especial, abrió sus puertas para su matrícula, gracias a una alianza entre Maximo Solar Industries y la organización Somos Solar para adoptarla, como parte de la iniciativa Por Puerto Rico Damos el Máximo.

La iniciativa viabilizó la reapertura de la escuela, la cual se mantuvo cerrada por más de 30 días tras el paso del huracán María.

Como parte del proyecto se instaló un sistema de refrigeración solar en el comedor escolar, integrando dos unidades, un freezer y nevera, respaldados por energía del sol y sistema de almacenamiento (baterías). La tecnología brindará mayor seguridad y evitará la interrupción de las operaciones por la falta de electricidad.

Además, se instaló un sistema solar con almacenamiento (baterías) para energizar la iluminación de áreas administrativas y comedor escolar, y garantizar la operación.
Máximo Torres, presidente de la Maximo Solar Industries, señaló que tras el paso del huracán María por la Isla, que ha dejado sin energía a organizaciones y ciudadanos, su equipo gerencial y empleados se han dado a la tarea de, más allá de atender las necesidades de sus clientes, identificar casos en los que puedan aportar su experiencia y tecnología.

De hecho, su equipo de trabajo no solo ha realizado la instalación de los equipos, sino que también laboraron en el reacondicionamiento de las áreas recreativas destruidas por el paso del evento atmosférico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo