A juicio niña de 12 años por incidente en escuela de Carolina

La decisión fue criticada por la Asociación de Maestros de Puerto Rico

Por Inter News Services
A juicio niña de 12 años por incidente en escuela de Carolina

Una niña de 12 años será llevada a juicio, tras un incidente reportado el año pasado.

Según los antecedentes que manejan las autoridades, la menor se topó en la escuela Modesto Rivera Rivera de Carolina con dos compañeras, a quienes habló con lenguaje vulgar y, a una de ellas, supuestamente la empujó.
Además, las amenazó con lanzarlas por las escaleras del plantel.

La menor, entonces, fue detenida y afronta ahora cinco faltas en el Tribunal de Menores.

Las faltas contra Alma Yarida Cruz son por agresión simple, amenaza y alteración a la paz.

La fecha del juicio no está determinada, pero el proceso judicial sigue su curso y no se ha suspendido, a la luz del hecho de que el Tribunal de Apelaciones autorizara el ingreso de la prensa al juicio.

Sobre el caso, la presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Aida Díaz, mostró su indignación “por lo inconcebible que es llevar a juicio a la niña de tan sólo 12 años”.

“Es inconcebible la forma con la que el gobierno ha manejado el caso de esta niña y de otros en similar situación. Es indignante que se pase por alto la edad de esta niña y las situaciones psicosociales que le rodean. Esto es un asunto para atenderse de forma holística, con los profesionales de la salud, los trabajadores sociales y los consejeros, no es en tribunal”, afirmó.

Agregó que “el bienestar de esta menor pareciera que ha dejado de importar. Lo que están haciendo con ella es un grave error que hay que detener”.

Díaz opinó que “estos incidentes menos graves, como los que ocurrieron con esta niña de educación especial y con dos compañeras de escuela, deben resolverse con personal especializado y apto para este tipo de conductas”.

Para la sindicalista, “situaciones como estas tienen una carga enorme en los menores. Ellos son los que sufren los traumas, las ansiedades y otros efectos negativos que en nada aportan al mejoramiento o modificación de conducta. Es triste ver que esta niña sea una víctima más del sistema. Como educadores tenemos la responsabilidad de alzar la voz a nombre de ella”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo