Evitan contaminación sacando baterías de P.R.

De acuerdo con Osvaldo Rosado, profesor y químico ambiental, la baterías contienen materiales nocivos para la salud y el medioambiente, así que deben ser depositadas en vertederos especializados que en Puerto Rico no existen hasta el momento

Por Ronald Ávila Claudio
Evitan contaminación sacando baterías de P.R.

La falta de energía eléctrica, producto de la devastación que dejó el huracán María, obliga a los boricuas a utilizar baterías para poner a funcionar más de una cosa en sus hogares.

En aras de evitar que nuestro medioambiente se contamine al momento de disponer de este residuo, la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) los exportarán del territorio.

Y es que, como mencionó a Metro Brenda González, directora de la división de mercados, reciclaje y educación de ADS, este producto contiene materiales tóxicos, y los vertederos de la isla no están preparados para recibirlos.

“Por las máquinas compactadoras, estas baterías se pueden abrir y esto va a contaminar el vertedero”, apuntó la funcionaria, quien además advirtió que la lluvia podría mover los contaminantes a suelos y cuerpos de agua.

  • Centros de acopio de baterías de la EPA 
  • • Basura Cero Puerto Rico, fundación Banco Popular en la Ponce de León
  • • EPA Puerto Rico, City View Plaza en Guaynabo
  • • ADS, edificio de Agencias Ambientales, Río Piedras
  • • Tanagua, Carretera 167, Bayamón
  • • Próximamente, se llevarán también fuera del Área Metro

Tras esta iniciativa, a la cual también se unió la organización Basura Cero, ADS y la EPA colocarán desde hoy contenedores en varios centros de acopio alrededor de Puerto Rico para que los ciudadanos depositen el material.

González recomendó a la población que aquellas baterías que estén abiertas, expidiendo algún químico, sean llevadas en bolsas plásticas selladas. En los hogares, destacó, la ciudadanía debe separarlas de la basura doméstica y evitar lanzarlas al zafacón.

Cada diez días la EPA pasará a recoger las baterías en los lugares de acopio y las entregará a varias empresas privadas que se encargarán de disponerlas fuera de la isla. La operación, según explicó González, no le costará un centavo al erario, pues será financiada por la EPA.

Al tiempo, hoy a través de las plataformas digitales de ADS también comenzará una campaña para orientar a la población sobre este tema. Aunque la agencia aún no tiene una cifra sobre la producción de baterías en la isla, González prevé que han entrado al territorio “toneladas”.

Dato – 200 libras de baterías han recogido los residentes del condominio Monte Bello en un esfuerzo comunitario

Baterías, nocivas para el medioambiente

De acuerdo con Osvaldo Rosado, profesor de Química Ambiental del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, las baterías en su interior pueden contener tóxicos, como plomo, zinc, cadmio y litio.

Disponer de ellos correctamente es importante, agregó el experto, porque agentes como el cadmio, por ejemplo, son cancerígenos. El plomo, por su parte, afecta el sistema nervioso y el desarrollo de los niños. Por esta razón, apuntó Rosado, deben ser llevados a vertederos especializados en la disposición de materiales peligrosos, cosa que en Puerto Rico no tenemos.

“Los vertederos no están en condiciones para recibir esto, porque están expuestos a agua de lluvia aunque los cubran con tierra. La lluvia acelera la corrosión y se abre la batería.

El ambiente de vertedero acelera este proceso”, sentenció.

El catedrático sostuvo que de llegar este desperdicio a acuíferos, flora o fauna es posible que tengamos que enfrentar un problema a largo plazo.

“Es un peligro que ese material llegue a un acuífero que funcione como fuente de agua potable. Aunque sea agua purificada, puede ser que termine con niveles inaceptables de tóxicos. Si terminan en plantas y animales que el ser humano consume, quedaríamos expuestos a ellos”, sentenció Rosado.

Inician su propia campaña

En unión a otros esfuerzos comunitarios de recuperación tras el ciclón, el planificador Luis Jorge Rivera y su familia decidieron iniciar una campaña de reciclaje de baterías en su lugar de residencia.

A un mes y medio de iniciar el recogido en el complejo Monte Bello, ubicado entre Trujillo Alto y San Juan, sus residentes colectaron 200 libras de este producto.

El esfuerzo, explicó Rivera, no ha requerido ningún tipo de inversión, pues hasta las cajas para depositar las baterías son rehusadas.

Al momento, están llevando las baterías al comercio Battery and Bulb, lugar donde las reciclan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo