Según informe Colegio de Ingenieros escuela de Las Marías es un peligro

Vimarys Pérez, portavoz de padres de la escuela Fortunato Jorge Corona, entiende que la escuela está en perfectas condiciones, pero la mantienen cerrada, debido a un deslizamiento que lleva años, sin tener aún las certificaciones negativa y positiva de los ingenieros, los cuales ya realizaron la inspección

Por Jennifer González
Según informe Colegio de Ingenieros escuela de Las Marías es un peligro

Una madre de dos estudiantes de kínder y primer grado de la escuela elemental Fortunato Jorge Corona en Las Marías está exigió una reunión con la secretaria de Educación Julia Keleher para que responda por el cierre del plantel donde cursan sus hijos, el cual entiende es "innecesario".

Según Vimarys Pérez, la escuela cuya matrícula es de 195 estudiantes, 70 de ellos de educación especial, fue cerrada luego del paso del huracán María, a partir de que “se le pidiera un informe a la directora cuando paso el huracán sobre los supuestos daños para dar ayuda a la escuela y repararla, pero entonces cogieron ese informe y a base de ese informe ella (la directora) puso que hubo un deslizamiento en el área del comer, que siempre ha estado así, y ellos alegan que es un deslizamiento que es en el área del comedor y que no es seguro para los niños y cerraron la escuela. Y que depende de la inspección de los ingenieros, pero no ha salido certificación negativa ni positiva”.

La portavoz de padres dijo a Metro que entiende que la escuela está en perfectas condiciones pero la mantienen cerrada sin tener aún las certificaciones negativa y positiva de los ingenieros, los cuales ya realizaron la inspección.

“Eso ha estado toda la vida así, no es un deslizamiento por el huracán, es un área al que los nenes no tienen acceso, porque está cercada y da a la calle. Es en el comedor en la última parte del almacén que realmente entendemos que no hay razón para que cierren la escuela. No es justo que se lo adjudiquen al huracán cuando no fue por el huracán", denunció Pérez.

La joven madre manifestó que esto es un problema para los padres debido a la distancia, y que la escuela a donde reubicaron a los estudiantes no está apta para recibirles.

Asimismo indicó que le ha hecho acercamientos a la secretaria de Educación Julia Keleher para que responda ante la situación, sin embargo, "la secretaria me está negando una cita con ella. Ya yo me he reunido dos ocasiones en la oficina regional y el director regional me dice “que depende de la certificación de los ingenieros y que él ya ha consolidado la escuela, por lo que los estudiantes van para otra escuela", añadió Pérez, quien alegó que ha recibido mal trato por parte del director regional Ismael Aponte.

Además manifestó que "nosotros le dimos la opción de mover el comedor a otro salón que se puede habilitar para eso. Nos dijo que no, que dependía de la inspección de los ingenieros y la consolidó", al tiempo en que señaló que recibió un trato hostil, comentarios de forma despectiva de parte de Aponte.

De acuerdo con Pérez, en la segunda inspección que realizaron los ingenieros, dijeron que la escuela estaba bien. "No entendemos, pero el director regional dice que no sabe quienes son los esas ingenieras, de las cuales Pérez dijo tener firmas.

De los demás inspectores ingenieros que han ido a examinar el plantel, Pérez indicó no tienen evidencia alguna, "ya que fueron fuera de hora. No había nadie en la escuela. La directora del plantel Solimar Pérez, hizo certificación que la escuela está apta, pero aún así no quieren ceder".

El pasado 15 de noviembre abrieron la escuela Eugenio María de Hostos,  donde quieren reubicar a los estudiantes junto con otros alumnos de una escuela afectada, y para sorpresa de Pérez cuando pasó a ver dicho plantel notó que este no está apto para recibir a los 195 nuevos estudiantes.

La madre solicitó a la secretaria de Educación que "me pueda ver, si no es ella la que me puede ayudar que entonces me diga a dónde tenemos que ir, para que entonces nos digan por qué esta insistencia en cerrar esta escuela. Somos uno de los pueblos más afectados de la isla".

Sobre este particular, la secretaria de Educación Julia Keleher se mantiene en que estos cosas deben ser atendidos por los directores regionales. Asimismo reafirmó que no va a poner en riesgo la vida de ningún estudiante.

Por su parte, el director regional Ismael Aponte, dijo a Metro que en un principio recibió "el informe de la directora de la escuela el cual indicaba que el comedor había sufrió daños tras el huracán.

Aponte citó directamente la carta de la directora que planteaba que "los más perjudicados significativamente fueron: el comedor que tiene filtraciones y el terreno está saturado, lo que contribuyó a una inestabilidad en el mismo, al continuar las lluvias continúan las inundaciones y filtraciones en el almacén y el baño de las empleadas".

"Después se retracta y dice que ella no es ingeniera, pero quien levanta bandera es la misma directora sobre el derrumbe en el comedor", afirmó.

"Este fin de semana me llegó el informe. Cuando me reuní con esta señora yo no tenía el informe; por lo tanto yo no puedo decirle qué va a ocurrir. Ahora tenemos el informe del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico, donde establece que el edificio del comedor es un peligro para la comunidad escolar completa", acotó.

"Nosotros tenemos que garantizarle la educación a los niños y lo propio es que vayan a la escuela Eugenio María de Hostos", sostuvo Aponte.

A su vez  mencionó que los padres se niegan a reunirse nuevamente con él para discutir la situación del plantel y darle la respuesta, la cual está pautada para mañana en la región.

"Nosotros estamos en la total amabilidad de atenderlos, escucharlos y presentarles lo que tenemos", dijo.

La escuela asignada para movilizar a los 195 estudiantes es la Eugenio María de Hostos en Las Marías, pueblo.

Informe escuela Fortunato Jorge Corona by Metro Puerto Rico on Scribd

Loading...
Revisa el siguiente artículo