Denuncian que policías de Caguas trabajan en cuartel provisional sin luz y sin paredes

Están adscritos a la división de tránsito de la uniformada

Por Ronald Ávila Claudio
Cuartel provisional de la división de tránsito del pueblo de Caguas.
Denuncian que policías de Caguas trabajan en cuartel provisional sin luz y sin paredes

Un oficial de la Policía estatal de Puerto Rico denunció a Metro que un grupo de uniformados de la región de Caguas trabajan en un cuartel "provisional", que no tiene paredes y tampoco energía eléctrica.

El mismo está en el área del estacionamiento del cuartel viejo de dicho pueblo, frente a la Escuela Libre de Música Antonio Paoli. Según la fuente, luego del paso del huracán María la estructura principal sufrió daños y fueron ubicados en un "taller" de autos que queda en el parking del lugar. Al momento, los agentes que trabajan allí están "alumbrándose" con las luces de un auto todas las noches.

"No nos han movido a la comandancia nueva porque no hay espacio para nosotros. Había un ofrecimiento de la Guardia Nacional para conseguirnos unas casetas con una planta [eléctrica] para operar a lo que nos conseguían un local. La señora Superintendente [Comisionada Michelle Hernández] se personó y vio el edificio pero no ha hecho nada", explicó la persona.

Así se alumbran un grupo de agentes de la policía estatal en un cuartel provisional de Caguas ante la falta de energía eléctrica. Así se alumbran un grupo de agentes de la policía estatal en un cuartel provisional de Caguas ante la falta de energía eléctrica.

"Durante María colapsó el techo del cuartel y sacaron a las unidades excepto a nosotros y nos dejaron en el estacionamiento. Eventualmente nos dijeron que nos iban a mover y han pasado 51 y estamos allí sin luz. Estaba funcionando una planta, pero desde el jueves dejó de funcionar y trabajamos sin luz allí. Han llamado muchos de los jefes y ninguno ha hecho nada", agregó la fuente de Metro, quien informó que los policías que laboran en el lugar están adscritos a la división de tránsito.

De otra parte, la persona entrevistada por este periódico explicó que en el lugar hay vehículos que han sido ocupados y son materia de prueba para delitos. Los oficiales, ante la falta de energía eléctrica, temen que personas entren a los predios del cuartel improvisado y sin ser vistos adulteren o hurten los autos confiscados. También, según la fuente de Metro, les preocupa su seguridad personal y la de los ciudadanos que llegan a buscar los servicios de la Uniformada en dichos predios.

Metro se comunicó con la Policía de Puerto Rico para tener una respuesta sobre este tema pero aún no nos han contestado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo