Recuerdan en Chicago "crisis humanitaria" que vive Puerto Rico

Varias personas protestaron frente a la Torre Trump

Por EFE
Un grupo de personas asiste a la vigilia comunitaria en apoyo a Puerto Rico frente al Trump International Hotel and Tower. EFE
Recuerdan en Chicago "crisis humanitaria" que vive Puerto Rico

Chicago (IL)- Decenas de personas resaltaron ayer jueves, con una concentración delante de la Torre Trump, en el centro de Chicago (IL), la "crisis humanitaria" que aun sufre Puerto Rico, a 50 días del devastador paso del huracán María por la isla.

Los organizadores de la concentración, el grupo de activistas locales Chicago Boricua Resistance, manifestaron que muchas personas siguen batallando para sobrevivir debido a la "inacción, corrupción e incompetencia del gobierno local y federal".

"Toda la gente aún no tiene agua, electricidad y cuidado médico", manifestó a Efe Rossana Rodríguez, de este grupo, y quien criticó que la ayuda a la isla ha sido "lenta e inconsistente".

"Se siente como si el huracán no ha pasado y aún está aquí," dijo.

El suministro de servicios básicos por debajo del 100%, y en especial el hecho de que las escuelas aún no abren, apuntó Rodríguez, está causando que cientos de boricuas estén evacuando a la isla.

Solo a Chicago, por ejemplo, han llegado hasta la fecha 1.600 puertorriqueños tras el paso de María, aunque en Florida esta cifra alcanza las 143.000 personas arribadas a ese estado desde comienzos de octubre.

"Es como si el huracán hubiera sido ayer. En unos lugares la basura aún no se está recolectando", lamentó la activista, en alusión a un dificultoso regreso a la normalidad que vive la isla.

Miguel Avelo, otro afiliado al mismo grupo, afirmó que el Gobierno estadounidense debería ser más responsable en el proceso de recuperación.

Los manifestantes exigieron que se cancele de manera indefinida el Acta Jones, que determina que solo los barcos estadounidenses con una tripulación de EE.UU. pueden transportar petróleo entre los puertos marítimos del país.

Pidieron además que se otorgue la ayuda económica necesaria a la isla para que se recupere tanto del huracán como de su maltrecha economía, que ya estaba al borde de la bancarrota desde antes del paso del ciclón.

"Esa inacción de Estados Unidos en torno a Puerto Rico es otra condición de su situación colonial, no le importa la gente de Puerto Rico", opinó Avelo.

De acuerdo a las últimas cifras difundidas, un 82 % de abonados con agua, el mismo porcentaje de sucursales bancarias abiertas, la totalidad de los puertos abiertos o la casi normalización del suministro de gasolina con una 84,27 % de gasolineras abiertas, son datos que grafican algunos de los avances logrados por el ejecutivo puertorriqueño tras el paso del huracán María.

Loading...
Revisa el siguiente artículo