Estudiantes de la Escuela Libre de Música de San Juan en compás de espera

La escuela carece de energía eléctrica y tiene hongo creado por el tiempo que lleva cerrada

Por Metro Puerto Rico
Estudiantes de la Escuela Libre de Música de San Juan en compás de espera

Los padres, madres y estudiantes de la Escuela Libre de Música de San Juan temen que se siga prolongando el reinicio de clases al sentir que el Gobierno y el Departamento de Educación carecen de una coordinación efectiva que les brinde esperanzas de regresar pronto a la sala de clases y a sus conjuntos musicales. 

La situación de incertidumbre que viven los estudiantes de sexto a cuarto año de la Escuela Libre de Música, ubicada en la Milla de Oro en Hato Rey, no es ajena a las de muchas escuelas en Puerto Rico.  Sin embargo, contrario a las escuelas que reportan desde hace una semana que ya están listas para comenzar, y aún no reciben la autorización del Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos, ellos cuentan con retos de infraestructura que los atrasaría aún más si no se logra el diseño de un plan efectivo donde toda la comunidad esté integrada. 

“Las autoridades escolares aún no pueden dar un panorama claro a padres, madres y maestros sobre lo que podemos esperar para nuestros hijos e hijas y son muchos los que ya se han ido” dijo Maribel Cardona madre de estudiante de cuarto año. 

“La escuela tiene el servicio de agua, pero se necesita la energía eléctrica que permita bombear el agua a través del edificio y limpiar el hongo creado por el tiempo que lleva cerrada. Es por eso no podemos empezar” continuó Cardona.   

En el marco de la recuperación del país, los estudiantes que provienen de distintos pueblos de Puerto Rico, y quienes también son talentosos músicos, ven con tristeza como pasan las semanas antes de poder tomar sus mochilas e instrumentos musicales. Ellos reclaman regresar a su escuela, a su precioso teatro, a sus escaleras, a sus sonidos y a sus amigos. “Se suponía que el año senior sería el mejor año…” se lee en el perfil de Facebook de la violinista Adriana Perdomo. “Que empiecen las clases en la Libre yaaaaa” escribe la estudiante de cuarto año, Verónica Rolón y Gabriel Lira le añade, “ya para mí los feriados no importan, mi año es más importante.”  

“La Escuela Libre de Música de San Juan ha sido olvidada por el Departamento de Educación, por la Autoridad de Energía Eléctrica, por el Municipio de San Juan y por el Gobierno Central. Curiosamente la mayor parte del área de Hato Rey tiene energía eléctrica, nuestra escuela no”, dice Jackeline García presidenta del Comité de Padres de la clase graduanda. 

La Libre tiene una matrícula de 700 estudiantes que trabajan con disciplina para desarrollarse en las bellas artes musicales además de un programa académico completo.

La estructura física de su plantel es la adecuada para su abarcador programa que los ocupa de 7:20 de la mañana hasta las 4:40 de la tarde todos los días.  Los jóvenes, sus padres y madres están listos para comenzar, colaborar en la limpieza y en todo lo que haga falta.  Con su llamado a iniciar las clases pronto, reclaman sus derechos expresados en la sección 5.2 de la Constitución de Puerto Rico: Toda persona tiene el derecho a una educación que propenda al pleno desarrollo de su personalidad y al fortalecimiento del respeto de los derechos del hombre y de las libertades fundamentales. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo