Leptospirosis: aumenta a 88 número de casos sospechosos

La epidemióloga del Estado insistió en que eso no significa que el número de casos confirmados alcance dicha cifra en Puerto Rico

Por David Cordero
Se recomienda evitar cualquier tipo de contacto con aguas estancadas. - facebook: municipio de san sebastian
Leptospirosis: aumenta a 88 número de casos sospechosos

La cifra oficial de casos sospechosos de leptospirosis en Puerto Rico aumentó ayer a 88, confirmó la doctora Carmen Deseda, epidemióloga del Estado, en entrevista con Metro. La titular explicó que una vez la persona se ha expuesto a la bacteria, el desarrollo de síntomas puede tardar hasta 30 días, por lo que el número podría aumentar.

“Hace dos semanas tuvimos unas lluvias bastante fuertes, aún con las inundaciones que teníamos. Es de esperarse que si hubo personas que estuvieron expuestas a estas aguas inundadas, estas personas tienen hasta 30 días para desarrollar síntomas de leptospirosis, por eso nosotros estamos en la espera de que sigan habiendo casos”, indicó la doctora.

Hasta ayer, el número de casos sospechosos oficiales se mantenía en 83, pero Deseda dijo que se añadirían al menos cinco casos a la lista. Del total de 88, solamente cuatro han sido confirmados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), dos de ellos víctimas fatales y los otros dos de pacientes hospitalizados por la condición.

“Me imagino que una vez las lluvias y las inundaciones, baje todo a su nivel, pues entonces ya es de esperarse que para el mes de diciembre obviamente van a disminuir (los casos sospechosos)”, añadió.

Se espera que entre hoy y mañana el Departamento de Salud (DS) reciba los resultados de 21 muestras de casos sospechosos que fueron enviadas para evaluación a los CDC. Inicialmente, se había indicado que los resultados se recibirían ayer, pero la epidemióloga del Estado informó en horas de la tarde que se encontraban en espera del informe.

“Se van a estar enviando (a los CDC) todos los días si es necesario, los casos que se reciban en el Departamento de Salud, en el laboratorio. Así que no necesariamente estamos hablando de que vamos a tener ahora mismo solamente 88, puede que haya unos cuantos más”, dijo Deseda. La doctora aseguró que en cuanto tengan la información en sus manos, la darían a conocer a la ciudadanía.

No obstante, la epidemióloga hizo un llamado a la calma e insistió en que las personas continúen aplicando las medidas necesarias para evitar que la bacteria leptospira –que provoca la leptospirosis– afecte al organismo.

“Lo que me preocupa es que las personas vayan a pensar que todos los casos que se están atendiendo de laboratorio sean positivos y las personas entren en una crisis”, expresó Deseda, quien también dijo que dado que los síntomas pueden ser similares entre condiciones, la ciudadanía no debe perder de perspectiva otros diagnósticos que presentan síntomas similares. Ante cualquier caso, lo importante es que la persona sea evaluada por un médico.

“Por ejemplo una fiebre puede ser una influenza, una fiebre puede ser una mononucleosis”, explicó. De todos modos, la epidemióloga indicó que clínicamente hablando, los médicos que están atendiendo pacientes con síntomas de leptospirosis o resultados positivos de pruebas rápidas, están aplicando los antibióticos correspondientes a las personas aunque no tengan aún el resultado confirmatorio de la prueba, como una medida de prevención.

“Esa siempre ha sido la forma de nosotros manejar clínicamente a los pacientes, de esa forma no ponemos al paciente en riesgo (mientras llegan los resultados confirmatorios)”, explicó la doctora. “Ponerlo en el medicamento no va a hacer daño al paciente y el medicamento es barato, no es un medicamento costoso”, añadió.

Enfoque en evitar el brote y la epidemia

Entretanto, la epidemióloga del Estado aseguró que los esfuerzos están dirigidos a orientar a la ciudadanía y evitar que las cifras alcancen números que entonces serían indicadores de un brote o epidemia.

“Estoy hablando de 300, 400, 500 casos confirmados, no sospechosos”, explicó Deseda. ““Lo que nosotros queremos evitar es que haya los brotes. Queremos evitar la epidemia, haciendo lo que se ha estado recomendando en este momento”, añadió.

La recomendación en términos generales es evitar el contacto con aguas estancadas, que pueden estar mezcladas con orín de animales que contienen la bacteria, y caminar descalzo. Si la persona estará expuesto, preferiblemente utilice botas cerradas altas.

“Al caminar por el agua no te va a pasar nada, pero estar tiempo prolongado en esas aguas que están contaminadas con la leptospira, con la bacteria, entonces ahí es que está el riesgo. También el riesgo es que tengas heridas, rasguños, laceraciones, laceración en la piel que por ahí puede entrar la bacteria

Además, la titular dijo que no hay casos con resultado positivo de chikungunya ni de zika , hasta el momento.

“No tenemos casos de zika positivos desde hace tres meses atrás, desde agosto, y se le está haciendo la prueba de zika desde antes a todas las mujeres embarazadas durante los tres trimestres”, indicó, aunque respecto al dengue se espera un aumento de casos.

“De dengue es de esperar para esta época. Lo estamos monitorizando y estamos insistiendo en que no haya criaderos de mosquitos para evitar no solamente los casos de dengue, sino también de chikungunya”, exhortó Deseda.

Loading...
Revisa el siguiente artículo