Niña boricua: “Hola, Papa Francisco, ¿cuándo visita Puerto Rico?

Ariadna Pizarro, de cinco años, acude al Centro Esperanza, en Loíza, junto a otros niños, quienes fueron testigos de la inusual comunicación con el Santo Padre

Por Inter News Services

Ariadna Pizarro, de cinco años, mira con rostro taciturno y serio una pantalla. Lleva muchas trenzas en su cabello y, concentrada, lanza la pregunta a uno de los hombres más influyentes y poderosos del planeta: “Hola, Papa Francisco, ¿cuándo visita Puerto Rico?”.

A miles de kilómetros, el Papa Francisco, ríe junto a quienes lo acompañan en la sede de Scholas Occurrentes en el Vaticano, donde a acudido para hablar con niños que son parte de esta iniciativa de la Santa Sede, pero también para dialogar a trravés de videoconferencia con niños de México, afectados por el terremoto del pasado 19 septiembre, y menores de Puerto Rico, que sufrieron los estragos del huracán María.

El Sumo Pontífice no tardó en responder a la niña: “No sé cuándo voy a ir a Puerto Rico, porque no es fácil preparar un viaje y se estudian muchos parámetros antes, pero algún día voy a ir, porque quiero conocerlo. Y quiero conocerlos a ustedes”, dijo sobre el país que el pasado 20 de septiembre dejó casi 50 muertos, cerca de 15 mil damnificados y la destrucción o daños de alrededor de 250 mil viviendas.

La conversación fue ayer, jueves, y ya se están difundiendo las primeras imágenes de esas videoconferencias (con Telemundo), que incluyeron a niños estadounidenses de Houston, también azotado por el huracán Harvey en agosto pasado.

Ariadna, acude al Centro Esperanza, en Loíza, junto a otros niños, quienes fueron testigos de la inusual comunicación con el Santo Padre (https://www.youtube.com/watch?v=3uEGyV8knr8&t=28s), quien pidió a los menores que “sigan adelante y no aflojen”.

El centro, ubicado en uno de los municipios más afectados por los huracanes Irma y María, es manejado por las Hijas de la Caridad y tiene una vieja historia con los huracanes, ya que era muy exitoso hasta que el 18 de septiembre de 1989, el huracán Hugo trastocó el desarrollo del lugar, aunque significó el impulso de nuevas iniciativas como el Jardín de la Esperanza, para niños a partir de los dos años, la Casa de Niños Montessori del Mar, para educar a los niños desde los 2.5 años hasta los seis (bajo el método Montessori) y levantar un nuevo centro.

El Papa Francisco no es la primera vez que tiene un gesto con la Isla a raíz del huracán María.

El pasado 28 de septiembre, el Santo Padre pidió orar por las víctimas y los damnificados del ciclón.

En declaraciones escritas, pidió entonces que “tengamos un recuerdo en la oración por las víctimas y los damnificados que deja tras de sí el huracán que en estos días ha azotado el Caribe, y en modo especial Puerto Rico. Que Dios los bendiga”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo