Gobernador de Nueva York considera "inaceptable" situación de la isla a un mes del huracán

El mandatario trajo hoy a Puerto Rico 250 sistemas para filtrar agua

Por Ronald Ávila Claudio

Al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, le parece inconcebible que cinco semanas después del huracán María todavía los puertorriqueños estén sumidos en un estado de crisis humanitaria, faltándole los servicios básicos como agua potable y energía eléctrica.

El mandatario, quien ayer visitó la isla por segunda vez luego del temporal, manifestó que los rescatistas y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) “están trabajando duro”, aunque no es suficiente.

“Estando aquí cinco semanas después… las personas aún no tienen electricidad, las personas aún no tienen agua, los resultados hablan por sí mismos. Son inaceptables, es increíble”, subrayó el gobernador Cuomo.

Durante su estancia en la isla, el gobernador neoyorquino trajo consigo 250 sistemas de filtración de agua y además anunció que su administración donó un millón de dólares que serán invertidos en más filtros para los damnificados de la isla.

Al tiempo, reconoció la labor del gobernador Ricardo Rosselló y criticó a la administración federal por los comentarios del presidente Donald Trump, quien en días pasados dijo que FEMA no puede estar en Puerto Rico “para siempre”.

“En una crisis es que ves de qué un líder está hecho. Pienso que ha sido extraordinario [el gobernador Rosselló] y su liderato, sus cualidades y la manera en la que está llevando todo a cabo, su despeño, quiero aplaudir eso”, comentó Cuomo.

“Sobre el gobierno federal, en donde se hablaba sobre cuándo esta operación terminará y los comentarios del presidente de que no podemos estar aquí para siempre, pues estoy en shock de que se esté hablando del final de una operación. Creo que esta operación ni siquiera ha comenzado. Es una tremenda cantidad de trabajo la que necesitamos hacer, no veo ninguna colaboración cuando se habla sobre la terminación de esta operación”, añadió.

De acuerdo al primer ejecutivo de Nueva York, el estado que dirige celebra el quinto aniversario del azote del huracán Sandy este próximo domingo, y aún hay personas tratando de recuperarse. Ese, añadió, es un ejemplo de lo que podría enfrentar Puerto Rico.

“Todavía hay personas [en Nueva York] llenado formularios de FEMA, todavía hay personas peleando con FEMA”, acotó Cuomo.

Por otra parte, opinó que el gobierno local debe asegurarse de que la recuperación haga a la isla resistente a cualquier otro huracán que le amenace. Y es que, según Cuomo, en los próximos años, por culpa del cambio climático, continuarán desarrollándose fenómenos atmosféricos más y más fuertes.

“Cómo ponemos en pie un mejor sistema de energía, mejores micro redes, energía renovable, cómo hacemos eso ahora”, dijo.

Por su parte, el gobernador Ricardo Rosselló concordó con las palabras de Cuomo, e insistió que Puerto Rico debe ser restaurado aún mejor de como estaba antes del huracán.

“Lo he dicho desde el principio, tenemos que buscar la manera de crear un Puerto Rico como estaba antes. Un ejemplo de que eso se puede hacer es Nueva York. Nueva York pudo usar parte de los recursos que tenía y me parece que el domingo que vienen celebrarán cinco años de esa tormenta [Sandy] y pueden demostrar que algunas cosas son mejores de las que tenían hace cinco años. […] Tenemos que buscar ser resistentes y confío que el gobernador [Cuomo] estará ayudándonos”, afirmó Rosselló.

Finalmente, Cuomo reiteró que los neoyorquinos apoyarán a la isla durante todo el proceso de recuperación, sin importar cuán largo sea. Dijo que en las calles de su estado es “palpable” la preocupación por el territorio y que “cuan largo sea el camino, nosotros estaremos al lado de la gente de Puerto Rico”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo