Hasta mil personas van diario al desempleo de San Juan

Desde que restablecieron el servicio en San Juan, cientos de personas van diariamente durante la emergencia a reclamar el beneficio

Por Lyanne Meléndez García

La emergencia suscitada tras el huracán María en la isla ha provocado que miles de personas queden con su empleo en suspenso o sean despedidas por no poder operar.

Ante esta realidad, tan solo en las oficinas del desempleo en San Juan, van diariamente entre 800 y 1,000 personas a gestionar el servicio.

“Ahora estamos atendiendo el doble o el triple de las personas, porque tenemos desempleados más las personas afectadas por el huracán”, explicó a Metro la directora del Negociado de Seguridad de Empleo, Carmen Morales.

Señaló que durante la emergencia comenzaron a operar en el edificio del Departamento del Trabajo, donde en horario de 7:30 a 4:00 de la tarde -siempre y cuando haya luz y agua- reparten los cheques ante el retraso del correo, por lo que la directora del Negociado hizo un llamamiento a que los beneficiarios se acojan al depósito directo.

Además, allí se gestionan solicitudes de desempleo y del programa de asistencia de desempleo por desastre (DUA). Morales detalló que por ejemplo el martes, recibieron 893 personas, no obstante, en horas de la tarde no había fila. “Estamos bastante organizados por eso no se ve fila, tenemos divididas las áreas para las gestiones y aquí en el local de San Juan hay 20 empleados”, expresó la funcionaria, al aclarar que se supone que cada persona visite la oficina más cercana a su residencia. Sin embargo, en medio de la emergencia atienden a todas las personas que vayan así estén lejos de sus residencias.

Por otro lado, el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, Carlos Saavedra, emitió una opinión sobre el pago de salarios correspondientes a los días no trabajados por empleados de empresa privada. 

En su escrito se exhortó a los patronos a “ser sensibles ante las circunstancias particulares de cada empleado y a utilizar el sentido común, pues la clase trabajadora está deseosa de contribuir al desarrollo de Puerto Rico. Los patronos siempre pueden otorgar beneficios laborales superiores a los establecidos por ley. Tanto los empleados exentos como los no exentos, pueden haber adquirido el derecho a ser remunerados por las horas no trabajadas por motivo de un huracán. Si sus circunstancias se lo permiten, paguen los salarios de sus empleados de forma íntegra y sin cargo a licencias”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo