Cuesta arriba adquirir un arma de fuego tras huracán

Pese al amplio interés de los ciudadanos por tener armas ante el aumento en algunos delitos, al momento no es posible completar el proceso de solicitarlas

Por Lyanne Meléndez García
Foto: Dennis A. Jones
Cuesta arriba adquirir un arma de fuego tras huracán

Con el paso de los días tras el huracán María y ante el aumento de incidencia criminal, ha crecido el interés por adquirir un arma de fuego.

Así lo aseguró el presidente de la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencias de Armas (Codepola), Ariel Torres, quien detalló a Metro que a solo una semana de volver a operar su oficina se han registrado 114 gestiones relacionadas a licencias de armas o de portación. Esto incluye 75 solicitudes nuevas de armas, 14 para portación, siete renovaciones y 25 gestiones en casos que habían dejado vencer la licencia.

“Ciertamente luego del paso del huracán María por Puerto Rico y debido a la alta incidencia criminal la forma en que ha subido, las personas han decidido dar ese paso de poder tener su propia seguridad”, expuso Torres en entrevista con Metro al estimar que previo al huracán en Puerto Rico hay 100 mil personas con licencia de armas y unas 40 mil con la de portación.

Sin embargo, el interés por estar protegido ante la incidencia criminal que se registra en la isla, se torna cuesta arriba ya que no es posible completar el proceso.

Pese a que la Policía confirmó que la oficina de procesamiento de solicitudes de licencias de armas está operando, uno de los requisitos para solicitar esta licencia es un certificado de antecedentes penales, cuyo sistema no funciona. Además, como parte de los documentos necesarios se requieren varios comprobantes de Hacienda, agencia que por el momento solo ofrece servicios parcialmente en varias colecturías, y en ocasiones no hay sistema para tramitar comprobantes específicos.

Mientras, para tramitar las licencias de portación -categoría adicional a la licencia de armas- el proceso también está detenido, pues para alcanzar ese nivel interviene un juez a través de la celebración de una vista y las actividades judiciales comenzarán a partir del 1 de noviembre, según indicó a Metro el director administrativo de Tribunales, Sigfrido Steidel Figueroa.

Ante esta realidad, el presidente de Codepola reclamó al gobernador que durante la emergencia se exprese sobre el uso de armas en la isla, al sugerir que tome como ejemplo al gobierno de Florida que permitió andar con armas a todos aquellos que tuvieran alguna licencia relacionada con armas (aunque esta no sea de portación).

Además, propone al mandatario que durante la emergencia haga una alianza con Codepola de manera que sirvan de intermediarios mientras el proceso de licencias de armas está detenido y luego sean estos quienes respondan ante la Policía y la Rama Judicial cuando la situación se normalice.

El reclamo de Torres se hace latente cuando en la isla hasta el 15 de octubre se registraron varios aumentos en la incidencia criminal. Por ejemplo, las estadísticas de la Policía reflejan que por ejemplo, en la región policíaca de San Juan hay 11 asesinatos más que el año pasado. Por otro lado en robos, hay aumentos a la fecha en regiones policiacas de Ponce, Caguas, Carolina, Aguadilla, Utuado y Fajardo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo