Huracán destapó incapacidad y burla de gobierno estatal y federal, según MINH

El conjunto independentista criticó que en la isla haya "sumisión colonial"

Por Inter News Services

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) acusó que el huracán María “dejó al desnudo la incapacidad, insuficiencias y las enormes limitaciones del gobierno de Puerto Rico, además del desprecio, la burla y la indolencia del gobierno de Estados Unidos, responsable principal de las carencias políticas y económicas del pueblo puertorriqueño”.

A juicio del conglomerado, “ha quedado en evidencia la ausencia de planificación y el torpe manejo del embate de un huracán intenso, como si el archipiélago borincano no estuviera en el Caribe, precisamente en la ruta de tormentas y huracanes. Claramente, ni el gobierno ni las agencias federales disponían de planes para responder a los distintos escenarios”.

Señala el MINH que no se contemplaron las medidas de contingencia frente al colapso de los suministros de combustibles, agua, alimentos y materiales de primera necesidad ni se previó el colapso de las telecomunicaciones y sus graves consecuencias en la atención y coordinación de las respuestas.

“Y en el mayor acto de negligencia, nada se planificó ante el desplome de la infraestructura de energía eléctrica que se sabía, mucho antes del paso de María, de su estado de abandono y su manifiesta vulnerabilidad a cualquier ciclón, sin importar su intensidad”, se indica en declaraciones escritas.

Advirtió asimismo que “la información sobre el estado del país y de la recuperación de los servicios básicos es confusa y contradictoria. El riesgo y la amenaza de enfermedades causadas por la inoperancia de los sistemas de tratamiento de aguas usadas y potable es real y creciente. A lo que se suma la fragilidad con la que están funcionando los pocos hospitales en servicio”.

Dijo que del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “sólo se han escuchado ataques y expresiones racistas, ofensivas y execrables”.

“Como burdo esperpento, Trump vocifera sin disimulo lo que piensa la clase política dominante yanqui sobre Puerto Rico. Pero resulta igualmente lastimosa la respuesta sumisa de las claques políticas colonizadas de los dos partidos alcahuetes de la sumisión colonial. Para ellos, la humillación no tiene límites y la abrazan como si fuese una virtud”.

Al decir del MINH, “es el momento para corregir lo que se ha hecho mal y fortalecer los aciertos, lo que bien se ha hecho. Se impone construir un país cuyas políticas de planificación le permitan adaptarse para enfrentar los desafíos que la naturaleza seguirá presentando, con atención especial al cambio climático”.

“Finalmente, y no menos importante, tenemos que exigir la disolución inmediata de la Junta de Control Fiscal impuesta por el Congreso y la derogación de la ley “Promesa” que la creó, cuyo propósito principal ha sido esquilmar los fondos del pueblo de Puerto Rico para pagarle a los bonistas”, afirma el MINH.

Y concluye: “Si antes del huracán María la deuda era impagable, insistir ahora en su pago es inmoral y constituye un crimen de lesa humanidad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo