Federación de Maestros llama a "reinicio de clases que corresponda a situación de la isla”

Las clases reiniciarán el 23 de octubre, según anunció Educación

Por Inter News Services

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) acusó a la secretaria de Educación, Julia Keleher, de “preocuparse más de que los estudiantes cumplan mecánicamente con el tiempo lectivo que porque aprendan, al forzar un reinicio de clases que no atiende la magnitud de la situación del país, las condiciones de cada escuela y el aprovechamiento de los niños”.

El Departamento de Educación anunció que el 23 de octubre se reanudará el semestre escolar. Mercedes Martínez Padilla, presidenta del sindicato magisterial, denunció que la funcionaria “se ha negado a escuchar las propuestas para enfrentar la crisis que le sometimos el 2 de octubre pasado”.

“La FMPR presentó a la secretaria una propuesta para rehabilitar los planteles escolares y propiciar que se reasumiera la labor académica. La señora Keleher jamás respondió nuestra comunicación”, asegura Martínez Padilla.

La idea de la Federación incluía realizar asambleas de las comunidades escolares para organizar la rehabilitación de los planteles.

“Pedimos a Educación que abriera los comedores escolares para dar alimentos a los niños y las personas afectadas y que las escuelas con agua sirvieran de oasis a las comunidades. Propusimos que aquellas escuelas con condiciones adecuadas reiniciaran el curso escolar con horario limitado. La señora Keleher prestó oídos sordos a estas y otras propuestas”, explicó.

Martínez Padilla dijo que “hoy muchas escuelas no están listas para recibir a los niños, pero para la agencia lo principal es cumplir con un tiempo lectivo a costa de extender las clases hasta las 5:30 de la tarde y extender el semestre a junio, sin tomar en cuenta las condiciones de las escuelas y, más aún, las carencias en que viven muchos de los niños y maestros del sistema educativo”.

“Ante la magnitud del desastre y las deficiencias del gobierno, hay cientos de escuelas sin limpiar, llenas de escombros, con problemas de asbesto y hongos, con mosquitos y otras plagas que no están aptas para la labor de enseñanza y el aprendizaje”, señaló la dirigente sindical.

Para la presidenta “pretender someter a los niños a condiciones anti pedagógicas, insalubres y agotadoras hasta las 5:30 de la tarde denota falta de empatía de la secretaria Keleher al golpe que recibieron nuestros niños, sus familias y las comunidades”.

“Los estudiantes sin agua y luz llegarán a sus casas luego de las 6:00 PM, ya de noche. ¿Cuándo harán las asignaciones, sin computadoras ni electricidad?”, cuestionó. La Federación de Maestros alertó también a la falta de seguridad que prevalece en el país mientras no hay iluminación.

La organización magisterial exhortó a que sean las escuelas las que determinen cómo reiniciar clases de acuerdo a sus particularidades.

“Las clases deben empezar. Cada escuela, basada en la autonomía escolar y la realidad que viven sus niños, maestros y comunidad, debe establecer los horarios adecuados a sus condiciones. Es primordial que los planteles se rehabiliten”, señaló Martínez Padilla.

La FMPR indica que envió a la agencia una lista de escuelas y los daños recibidos, sin que muchas de ellas hayan sido atendidas.

De acuerdo a la FMPR, “los maestros hemos asistido a las escuelas y contribuido a limpiar y arreglar los planteles hasta donde lo permiten las capacidades. Sin embargo, hay servicio y reparaciones especializadas que requieren la intervención de la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP) y la Autoridad de Edificios Públicos (AEP)”, dijo Martínez Padilla.

La sindicalista enfatizó que “el centro de todos los esfuerzos son los estudiantes y no seguir a ciegas unos requerimientos burocráticos que piden 180 días de tiempo lectivo. Puerto Rico vive el desastre más grande en su historia moderna y debe levantar su sistema educativo con flexibilidad. Lo principal es que los niños se eduquen, y hacia eso debemos dirigirnos”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo