María trae el peor año de la historia para la industria automotriz

Se estima que tendrá un descenso de 13 % para final de año.

Por Miladys Soto

El año 2017 será el peor para la industria de autos en Puerto Rico tras la devastación causada por el huracán María, que podría terminar con solo 75,000 unidades vendidas, opinó el presidente del Grupo Unido de Importadores de Autos (GUIA), Ricardo García.

“No me cabe la menor duda de que va a ser el peor mes desde que llevamos récord de ventas mensuales en la historia de la industria de autos”, opinó el portavoz del grupo, quien agregó que estiman que el mes de septiembre podría tener solo una tercera parte de las ventas en comparación con el mismo mes en 2016. La industria en la isla ha llevado récord de ventas en los pasados 30 a 35 años, estimó el empresario. Además del registro de bajas históricas en el mes de septiembre el año 2017 en general reportará un descenso de ventas de más de 10 %.

Este dijo que el mes de octubre será uno “anormal’ debido al estado de emergencia que vive el país. García comentó que la industria de autos no será una prioridad para los consumidores boricuas, debido a que se encuentran en la compra de artículos de primera necesidad y en labores de reconstrucción.

Asimismo, precisó a Metro que el número de vehículos nuevos que sufrieron daños tras el paso del ciclón asciende a 10,000. Estos no precisamente fueron pérdida total, pues podrían tener raspones, cristales rotos, entre otros. “Esto reduce el inventario que tenemos inmediatamente para vender”, lamentó García, quien agregó que si no se pueden importar unidades nuevas la industria se afectará más. Mensualmente llegan a la isla 6,000 unidades de todas las marcas disponibles, además de piezas para los que ya se vendieron.

Según García, el panorama de la industria se agrava por los daños al inventario, la migración de la isla, así como los retrasos en los envíos de modelos y piezas. El presidente de GUIA recalcó que aún hay oportunidad de venta en la isla, ya que hay personas que perdieron sus vehículos, además de flotas necesarias para labores de reconstrucción.

“Es una cadena, mientras menos vendas, menos gana el Gobierno por los arbitrios”, explicó el ejecutivo sobre el impacto que tendrá la migración tras el huracán, que se estima en decenas de miles de personas.

El portavoz de GUIA dijo que más del 50 % de los concesionarios ya ha podido operar, aunque algunos de manera limitada por los daños sufridos tras el paso del huracán categoría 4. Sin embargo, teme que algunos tengan que despedir empleados. García precisó que algunos ya les han pedido tomar licencias por vacaciones debido a que no hay trabajo. GUIA emplea a aproximadamente 30,000 personas de forma directa e indirecta.

Se reúne con el Gobierno

García adelantó que GUIA se encuentra en un proceso de reuniones con el Gobierno, a fin de que se le detalle cuáles opciones tienen para atajar la crisis que enfrentan.

GUIA es una organización que agrupa a ocho diversos importadores de autos, que representan el 95 % de la venta de toda la isla.

“A pesar de esta situación, lo bueno es que nosotros hemos visto cuáles fueron los issues, dónde tuvimos las fallas, en nuestras propiedades, qué hay que hacer para mejorar por si pasara de nuevo estar mejor preparados. Nuestra industria, como todo Puerto Rico se va a levantar”, concluyó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo