Regresaban a sus residencias, pero lo perdieron todo

Al igual que en el resto del país, Ponce tiene zonas que quedaron devastadas y muchos residentes

Por Sarah Vázquez Pérez

Ponce‑ “Ustedes tienen que bajar a la casa de mis papás… Disculpen mi ansiedad, pero yo nunca había vivido algo como esto”. Ashley Toledo no salía de su asombro al ver el daño que ocasionó en el sector Punta Diamante de Ponce el paso del huracán María.

La joven universitaria, quien se acercó a nosotros cuando realizábamos un recorrido por la zona para ver el impacto del fenómeno atmosférico, es parte de la generación que no había vivido el azote de huracán. “Se fue todo, se fue el techo y parte de la casa… lo perdieron todo”, relató.

Al llegar a la propiedad comprendimos la impresión de Ashley. La pequeña casa de madera en la que su familia llevaba cerca de doce años viviendo quedó reducida a escombros. Sin techo, se fue parte de suelo y todas las pertenencias quedaron destrozadas por el agua.

 

Allí estaba la madre de Ashley, Angélica Rodríguez, recogiendo los escombros. “Lo perdí todo, la ropa, la compra todo. Porque como no tenía donde guardar nada lo perdí todo”, contó con voz entrecortada.

La mujer desconoce cómo levantará un hogar para su familia. “No tengo dónde empezar porque no hay nada. Yo lo que vivo es del pan, esperar las ayudas, pero como tampoco no hay comunicación no sé por dónde comenzar. Estamos limpiando por si el municipio viene a recoger los escombros pues puedan limpiar”, sostuvo.

Otra que perdió todo fue Betty Quiles Torres, una empleada del municipio de Ponce. “Tengo un menor de cuatro años y por más que aseguramos lo perdimos todos”, dijo entre lágrimas la madre de un pequeño de cuatro años.

Loading...
Revisa el siguiente artículo