Coronela pide bajar niveles de ansiedad

La gente tiene que entender que los policías son seres humanos

Por Metro Puerto Rico

La Superintendente de la Policía de Puerto Rico, Michelle Hernández, exhortó a la ciudadanía a bajar los niveles de ansiedad y el pánico por la falta de abastecimientos de agua y combustible entre otras preocupaciones por la emergencia nacional tras el paso del huracán María por la isla.

“Todo se está trabajando y no debe ser una razón de pánico. Si la gente puede entender eso su conducta cambia y la Policía puede enfocarse en otras cosas”, indicó a Metro.

“Como esa ansiedad existe hemos tenido que trabajar en patrullaje preventivo en áreas de comercios porque la gente se van a los extremos pensando que es el fin del mundo”, admitió.

Quejas por las plantas eléctricas 

La oficial de la Uniformada también explicó que la Policía tiene un protocolo que sigue para mediar entre vecinos que puedan tener diferencias por la contaminación de las plantas eléctricas ante la falta de electricidad en toda la isla.

“A lo mejor el gobierno va a tener que restringir las horas o lo que sea. Pero aquí lo que hay que hacer es bajar los niveles de ansiedad y subir los niveles de tolerancia. Si no hacemos eso nosotros mismos, esto se va a salir de control”, mencionó.

Cooperación con la Policía

Asimismo, reiteró a la ciudadanía a cooperar con las autoridades y no salir de los hogares si no es necesario para poder continuar con los esfuerzos que se están haciendo para regresar pronto a la normalidad.

“La gente tiene que entender que la Policía son seres humanos, algunos de ellos tampoco han podido salir de sus casas y están incomunicados. Pero hemos estado interviniendo y hemos tenido varios arrestos por violación al toque de queda y por escalamientos”, aseguró.

“Hay que tener cuidado con los rumores que causan ansiedad y seguir la información oficial para saber con exactitud cuál es la situación”, recomendó.

Por otro lado confirmó hoy la muerte de dos policías al ser arrastrados por el agua debido a la crecida del río Culebrinas, en el oeste de la isla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo