Llueve sobre mojado para los comerciantes de Ponce ante paso de María

Sin bien es cierto que el huracán Irma no tuvo un gran impacto en el zona, si azotó al comercio de la Perla del Sur

Por Sarah Vázquez Pérez

“Nosotros no nos hemos recuperado de Irma y ya tenemos a este aquí”, expresó con evidente frustración Edwin Rivera propietario del negocio El Machetero ubicado en la Guancha en Ponce.

Rivera, quien en horas de la tarde del martes se dedicaba a asegurar todos los equipos para mitigar los daños por el paso del huracán María por la zona, detalló a Metro que todavía no se recuperan de las pérdidas económicas que provocó la cercanía de Irma hace una semana.

“Nosotros no nos hemos repuesto de Irma y aquí no hizo nada. Las ventas no llegaron e Irma aquí no hizo nada. Si vas a cualquiera de los puestos te van a decir lo mismo. Nosotros no nos hemos recuperado y ya tenemos a este aquí encima”, aseveró el comerciante. Este mostró preocupación por el deterioro de los techos de los puestos del tablado, pero reiteró que la alcaldesa María ‘Mayita’ Meléndez visitó la zona para conocer de primera mano las necesidades de los dueños de negocios.

Del mismo modo, Yanid Madera buscó la ayuda de un vecino para que la ayudará a asegurar su puesto de artesanías. “Si se va volando voy a perder mi trabajo. Esta es mi única fuente de ingreso”, relató al tiempo que sostuvo que “todo esto se llena de agua aquí. Todos ellos amarraron sus cosas, pero esos techos están bien débiles”.

Para Madera, como para muchos otros los pasados días han sido difíciles. Y es que, mientras algunos comercios hacen su agosto ante el paso de los fenómenos atmosféricos, zonas turísticas como La Guancha reciben un duro golpe. “La gente estaba recuperándose de Irma y mucha gente no tenía luz. La Guancha estaba vacía no había turismo, ni nada se perjudica la economía. Yo abrí y solo vendí 11 dólares en el fin de semana”, aseveró.

"No sé cómo va a quedar esto nos va a costar mucho tiempo reponernos”, dijo Madera.

Mientras que en la zona del pueblo los comerciantes también aseguraban las propiedades, uno de ellos fue Mario Andujar Varga, de La Bodeguita Bar. El joven detalló, mientras instalaba las tormenteras, que el paso de Irma provocó que su negocio estuviera inoperante por tres días. “A nivel económico nos afectó. Estuvimos tres días sin operar y aquí no se sintió mucho”, contó.

Este no cuenta con generador de energía a por lo que si el servicio se interrumpe no podrá operar hasta que se restablezca.

Loading...
Revisa el siguiente artículo