Barbero no se detiene ante paso del huracán María

Ante la eventualidad del fenómeno atmosférico que se aproxima Leroy Torres vive la incertidumbre de su profesión que requiere energía eléctrica

Por Lyanne Meléndez García

Aunque la inmensa mayoría de los puertorriqueños pasan las últimas horas previas al huracán María en los preparativos, otros como Leroy Torres no detienen sus labores con el fin de ahorrar ante la incertidumbre de desconocer cuándo volverá a trabajar.

Y es que su vocación, además de requerir energía eléctrica, no es un servicio esencial por lo cual se ve afectado ante la llegada de los fenómenos atmosféricos.

"Mi profesión, después del huracán (María), a nadie le va a importar recortarse", dijo a Metro el barbero de Carolina.

Torres, barbero hace varios años, antes del mediodía de hoy ya había atendido a tres clientes, uno de ellos a domicilio a una señora con diversidad funcional que tiene impedimentos para salir de su residencia.

Foto: Onix Navarro

barbero

El profesional de Estilismo no detuvo sus labores pues relató que para el huracán Irma estuvo una semana sin trabajar. "Estoy viviendo día a día después del huracán Irma", señaló Torres.

El barbero explicó que determinó trabajar ahora porque "el viernes que es mi día de mayor flujo de clientes la gente va a estar cansada y no se sabe si habrá luz".

"Si para Irma que nos tocó estuve una semana sin trabajar no sé cuánto estaré sin trabajar ahora", continuó, al destacar que adquirió una planta que espera usar para recortar a los clientes luego del fenómeno natural.

Por otra parte, hay clientes que optan por recortarse antes del huracán pues uno de ellos señaló a Metro que desconoce cuándo se volverá a recortar y en su trabajo le exigen buena presencia.

 

 

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo