Tras paso de Irma, UTIER no trabajará con empresas privadas por "seguridad"

El sindicato presenta otras alternativas para adelantar trabajos de recuperación en la zona metropolitana

Por Agencias

La Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) desmintió “enérgicamente” de que los trabajadores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) hayan paralizados las labores para restaurar el servicio eléctrico. Sin embargo, sostiene que trabajar con empresas privadas es un riesgo de seguridad, por lo que plantearon otras alternativas.

El sindicato ha entrado en una controversia con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) por la contratación de empresas privadas en la recuperación de los clientes que quedan sin servicio, tras el paso del huracán Irma por la región de Puerto Rico. Actualmente queda 18.8 % de cleintes sin electricidad. El director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos dijo esta mañana que en los sectores sin electricidad al momento, la recuperación será "a suero de brea. El presidente de la UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo levantó ayer la bandera de suspicacia de que la AEE retrasaba los trabajos de recuperación para justificar la privatización de la corporación pública. Esta mañana, circuló en redes sociales un mensaje del sindicato pidiendo a su matrícula no trabajar con brigadas privadas.
“Desde el día siguiente del paso del huracán Irma, nuestros compañeros se entregaron en cuerpo y alma a restaurar el servicio eléctrico a nuestro pueblo, bajo las más estrictas medidas de seguridad que permitan salvaguardar la vida de cada uno de los celadores de líneas que están trabajando”, declaró el presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo. Agregó que “de nada serviría restaurar el servicio si fallecen compañeros en el riesgoso trabajo que tienen ante sí. Por eso hemos sido claros desde un principio. Nuestros compañeros tienen el empeño y el conocimiento para realizar la tarea asignada”.
El sindicalista afirmó que “lo que no podemos aceptar es que la administración de la AEE contrate compañías privadas que no están preparadas para realizar el trabajo y pretenda que nosotros trabajemos con ellos arriesgando nuestras vidas y las de ellos. Para esta labor esos trabajadores no están certificados ni adiestrados”.

 


El dirigente obrero explicó que “nadie está autorizado ni por reglamentación federal ni por la Administración de Seguridad y Salud Operacional (OSHA, siglas en inglés) a meter las manos en el tendido eléctrico, si no tienen la preparación que le ofrece la AEE a sus trabajadores, que incluye seis meses de entrenamiento a celadores y tres meses a los podadores”.
Según el presidente de la Utier, “eso incluye medidas de seguridad que nosotros como sindicato reforzamos para garantizar que nadie pierda la vida en el desempleo de sus labores. Por eso nos oponemos a trabajar con personas que no tienen la preparación ni certificación de la AEE en nuestro sistema eléctrico. La AEE es la única autorizada a dar esa certificación y ahora con la emergencia quiere violentar sus propias reglas. El problema es que con ello arriesga la vida de nuestros compañeros que llevan años dedicados a ese trabajo”.
Figueroa Jaramillo explicó que para acelerar aún más el trabajo, la Utier ha presentado propuestas más seguras, como la mover de sus trabajadores en otras regiones de la Isla que en su gran mayoría ya tienen el servicio eléctrico, para atender el área de Metropolitana, Bayamon y Caguas, en las que todavía quedan decenas de abonados sin servicio.
Más allá de decir que la distribución es complicada de reestablecer, el director de la AEE no ha brindado un informe técnico detallado de los problemas que impiden reestablecer el servicio de electricidad a los abonados que restan sin electricidad. Quedan poco más de 280 mil cuentas sin servicio, lo que serían más de medio millón de personas, en su mayoría en la zona metropolitana.

 

Te recordamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo