DE llama a no detener clases por falta de electricidad

La decisión de reabrir o posponer la reapertura de escuelas se basó en las inspecciones de los directores escolares

Por Metro Puerto Rico

La secretaria de Educación, Julia Keleher, aseguró hoy que la encomienda principal del Departamento de Educación (DE) es garantizar una enseñanza plena a los niños de Puerto Rico, por lo cual la falta de electricidad en las escuelas no debe ser impedimento para ofrecer los servicios educativos a los alumnos.

“Al igual que muchos hogares puertorriqueños no se han detenido ante la falta de electricidad, nuestras escuelas deben continuar ejerciendo su función principal, sin poner en riesgo la salud y la seguridad de nuestros estudiantes y nuestros empleados. Ante cualquier condición o imprevisto que represente un riesgo, los directores escolares junto con los directores regionales son responsables de tomar las decisiones e implantar los ajustes necesarios para salvaguardar los intereses de nuestras comunidades escolares”, dijo Keleher.

También explicó que la decisión de reabrir o posponer la reapertura de escuelas se basó en las inspecciones que hicieron los directores escolares y que en el transcurso fueron validadas por los directores regionales.

“Esto es parte de la transformación del DE. Estamos devolviendo la autonomía y autoridad a las comunidades escolares. Cada Director Regional se encargará de gestionar y supervisar las escuelas que le corresponden”, dijo.

“Desde el Nivel Central continuaremos respaldando nuestras escuelas proveyendo liderazgo y desarrollando estrategias, nuevas prácticas, entre otros. El rol del Departamento es apoyar para ejecutar la visión, definir las expectativas del desempeño del personal y programas y mantener un enfoque en los resultados y aprovechamiento que necesita el sistema”, agregó.

Por otra parte, en el caso de los maestros que se encuentran en escuelas donde no hay agua, pero que se reportaron esta mañana a trabajar, pueden reubicarse en otro centro de trabajo para aprovechar el tiempo y desarrollar lecciones, planes de trabajo relacionados a Team Teaching e ideas para implementar Aprendizaje Basado en Proyectos, entre otros. Además, los directores de escuela pueden asignar tareas relacionadas con la implementación de los DEE.

“El sistema de educación pública se encuentra en un estatus crítico y necesitamos aprovechar cada minuto para desarrollar prácticas, sistemas y herramientas que mejoran la calidad de enseñanza. Para lograr que nuestros estudiantes puedan competir en el mundo, debemos utilizar cada momento disponible; no podemos darnos el lujo de perder el tiempo”, mencionó Keleher.

Los directores deben facilitar este proceso haciendo llamadas a otras escuelas para saber si la biblioteca en otra escuela está disponible. Manejar este tipo de situaciones es parte del su rol como líder y gerente principal de su escuela. En un sistema de 1,113 escuelas con varias condiciones de la planta física se requiere el liderazgo y la capacidad de analizar las situaciones y tomar decisiones.

Los Directores Regionales deben liderar el proceso de ayudar a las personas a reubicarse. También se pueden recibir maestros en las oficinas de los distritos y las regiones, pero se les recomienda llamar antes para asegurar el espacio.

Estas alternativas forman parte de lo conversado con la Asociación de Maestros de Puerto Rico para evitar retrasos en el aprovechamiento académico tras el paso del huracán Irma por la isla.

“Lo importante es que se continúe con las labores. El estatus crítico en que se encuentra el sistema de educación pública en Puerto Rico amerita que se aproveche a cabalidad el tiempo para echar hacia adelante a Puerto Rico”, expuso la Titular de Educación.

Por otra parte, Keleher solicita a que los directores escolares realicen una certificación física del estado de los planteles, mediante el siguiente enlace: https://forms.office.com/Pages/ResponsePage.aspx?id=UHW2TC-TMU6SyUHDxp0BMUUSabrI-oBIiKGaTcX_L61URUdUTTdHMklWUDhQT0NKQU9FS1hUOTZJWi4u

Loading...
Revisa el siguiente artículo