Niegan EC Waste haya manejado eficientemente miles toneladas de cenizas

Depositadas en Humacao en 2014

Por Inter News Services

Dirigentes comunitarios y ambientales rechazaron hoy las alegaciones de la empresa de basura EC Waste, sobre el supuesto manejo adecuado de las cenizas de carbón, mercadeadas bajo el nombre de Agremax, y la autorización para depositar dichos desperdicios en el vertedero de Humacao.

Según un dirigente, en el 2015, la Junta de Calidad Ambiental (JCA) hizo serios señalamientos a la empresa por esta disponer, durante el año previo, 350,000 toneladas de ceniza pesada o de fondo (“bottom ash”) y ceniza liviana o volante (“fly ash”) mezcladas con agua, sin la autorización previa de la agencia.

“El ingeniero René Rodríguez, de EC Waste, oculta la verdad cuando dice que siempre han estado autorizados a depositar las cenizas en Humacao. Entre el 2014 y 2015 depositaron ilegalmente cientos de miles de toneladas de esos desperdicios tóxicos de carbón, sin contar con la autorización de la JCA, según lo hizo constar la propia agencia. Incluso, cuando se le hizo el señalamiento, EC Waste continuó con el depósito ilegal, en abierto desafío a la JCA. No tenían los permisos y no les importó seguir violando la ley”, afirmó Timmy Boyle, portavoz de la Alianza Comunitaria y Ambiental del Sur Este (ACASE).

Según explicó el comunitarista, durante el depósito ilegal de esas miles de toneladas de residuos de la combustión del carbón, residentes de las comunidades y urbanizaciones cercanas documentaron como diariamente limpiaban las cenizas de sus autos y ventanas.

Boyle denunció que la empresa utiliza acomodaticiamente las determinaciones de la JCA para tratar de impedir que el pueblo sepa la verdad sobre sus malos manejos con las cenizas de carbón.

“El ingeniero Rodríguez no dice que en la misma resolución R-15-23-1, la cual utiliza para justificar el depósito, se enfatiza que el almacenamiento de las cenizas en sus vertederos tiene que estar dentro de una estructura cerrada, algo con lo que no cumplieron antes en Humacao y no están cumpliendo actualmente en Peñuelas. Eso se comprobó claramente en los videos presentados recientemente por los senadores. Si viviéramos en un país de ley y orden, esta compañía hubiera sido multada en varias ocasiones o incluso cerradas sus operaciones por tantos incumplimientos”, agregó el ecologista.

Sobre la alegación de la empresa de que las cenizas que depositan no son peligrosas, los portavoces ambientales cuestionaron las pruebas realizadas para llegar a esa conclusión.

“EC Waste y la carbonera AES dicen que utilizan la prueba Toxicity Characteristic Leaching Procedure (TCLP) para determinar que las cenizas de carbón no son peligrosas. Sin embargo, el 16 de julio de 2012, el entonces Jefe de la Subdivisión de Cumplimiento del Resource Conservation and Recovery Act (RCRA) bajo la Región 2 de la EPA, George C. Meyer, escribió una carta a la JCA donde ponía en duda la efectividad de ese método analítico de lixiviación”, comentó Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

“EPA cree que el TCLP y SPLP pueden subestimar el potencial de lixiviación de componentes peligrosos de la reutilización de cenizas de carbón en comparación con el Leaching Environmental Assessment Framework (LEAF). Como ustedes saben, la EPA desarrolló los métodos LEAF en respuesta a las preocupaciones planteadas por la Academia Nacional de Ciencias, el Consejo Asesor Científico de la EPA y otros sobre el uso de pruebas de pH de punto único como TCLP y SPLP para evaluar el potencial de lixiviación de los residuos de combustión de carbón”, señaló Meyer en su carta a la JCA.

Según Alvarado, la reglamentación federal y estatal sobre las cenizas de carbón no es cónsona con la realidad científica.

“La propia EPA reconoce que las cenizas de carbón, incluyendo el desperdicio conocido como Agremax, contienen elementos tóxicos. Sin embargo, las clasifican como un desperdicio sólido no peligroso y permiten que se siga utilizando unas pruebas no confiables. El peligro lo tienen los empleados de los vertederos, los camioneros y las comunidades cercanas, porque un material que es tóxico se maneja como si no lo fuera por una clasificación basada en unas pruebas defectuosas. A ese grado de peligrosidad a expuesto la empresa EC Waste a sus propios empleados y a los vecinos de Humacao y Peñuelas”, manifestó Alvarado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo