DACO congela precios de artículos de primera necesidad

Debido al inminente paso de Irma por la isla

Por Inter News Services

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Michael Pierluisi Rojo, firmó anoche una orden que congela inmediatamente los precios de artículos de primera necesidad para enfrentar la posible emergencia del huracán Irma.

“Aunque típicamente estas órdenes se expiden una vez se emite el primer aviso de huracán, este fenómeno ha despertado gran preocupación entre la ciudadanía, que se ha movido a prepararse diligentemente para enfrentar cualquier eventualidad. Por eso en DACO queremos evitar cualquier alza especulativa e injustificada en perjuicio del consumidor”, explicó el secretario.

La orden emitida por Pierluisi cubre alimentos enlatados y frescos, medicinas, tormenteras, tornillos, tuercas, clavos, expansiones, paneles de madera, soga, tensores y herramientas, plantas eléctricas de gasolina, diésel o de gas propano, cisternas de agua, equipos y piezas.

Además de servicios de modificación, reparación e instalación de cisternas de agua, estufas portátiles, tanques y recipientes de almacenamiento de agua, tanques y recipientes de almacenamiento de combustible, toldos y casetas de campaña, baterías y linternas de todo tipo.

También incluye velas, fósforos, encendedores, botiquines de primeros auxilios, cargadores de energía, agua, hielo, leche, fórmula de leche para bebés, café, todo tipo de farináceos y de granos, y cualquier otro artículo o servicio que un consumidor pueda razonablemente necesitar para prepararse o recuperarse de una situación de emergencia.

“Los precios de venta de los artículos de primera necesidad identificados en la sección 2 de esta orden quedan congelados para todos los municipios del gobierno de Puerto Rico. Se prohíben aumentos en todos los niveles de distribución y mercadeo de los precios regulares fijados a partir de la firma de esta orden”, señala el documento.

Agrega que los términos y condiciones de los artículos anunciados en venta especial previo a la expedición de la orden deberán honrarse hasta la fecha límite anunciada.

“No se podrán alterar los términos y condiciones de venta en ninguna forma que pudiera resultar en el encarecimiento de algún producto a través de aumentos por parte de los comerciantes en sus respectivos precios. No obstante, los precios de todo producto y servicio podrán ser reducidos”, agregó.

Las violaciones a la orden, con duración de 10 días, conllevan sanciones administrativas y penales de hasta 10 mil dólares por cada violación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo