Mujer demanda exempleador por despido luego de "fuerte periodo menstrual"

Alegadamente, la mujer recibió un aviso disciplinario y le dijeron que "sería despedida si alguna vez ensuciaba otra silla con flujo repentino menstrual"

Por Metro Puerto Rico

En un escrito presentado en el Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) de Georgia y su colega Buckley Beal LLP, argumentaron que su cliente, Alisha Coleman, fue objeto de discriminación ilegal en el lugar de trabajo al ser despedida por experimentar un fuerte período menstrual, un síntoma de la premenopausia.

“Los empleadores no tienen ningún derecho a establecer políticas sobre el cuerpo de las mujeres o sus ciclos menstruales”, dijo Andrea Young, directora ejecutiva de la ACLU de Georgia. “Despedir a una mujer por obtener su período en el trabajo es ofensivo y un insulto a todas las mujeres en el lugar de trabajo. Un período pesado es algo que casi todas las mujeres experimentarán, especialmente cuando se acercan a la menopausia, y Alisha fue avergonzada, humillada y despedida por ello. Eso es incorrecto e ilegal bajo la ley federal. Estamos luchando”, añadió en un comunicado.

Coleman fue empleada como receptora de llamadas al 911 para el Instituto Bobby Dodd, una agencia de empleo y capacitación laboral en Fort Benning, Georgia, donde había trabajado durante casi una década, antes de ser despedida en 2016 por experimentar dos incidentes de inicio repentino de periodo menstrual, un síntoma de la premenopausia.

Un tribunal de distrito dictaminó que la premenopausia no era una condición protegida contra la discriminación bajo la ley, pero Coleman y la ACLU están apelando el caso.

“Me encantó mi trabajo en el centro de llamadas 911 porque ayudaba a la gente”, dijo Coleman. “Cada mujer teme tener síntomas del período menstrual cuando no los está esperando, pero nunca pensé que podría ser despedida por ello. Ser despedida por una fuga accidental fue humillante. No quiero que ninguna mujer tenga que pasar por lo que yo pasé, así que estoy luchando “.

De acuerdo a la ACLU, se supone que la ley federal protege a las mujeres de ser castigadas, acosadas o despedidas debido a su sexo y ser despedida por inesperadamente tener su periodo menstrual en el trabajo es la esencia misma de la discriminación sexual”, dijo Galen Sherwin, del Proyecto de Derechos de la Mujer de la ACLU. “Este tipo de discriminación flagrante contra las mujeres en el lugar de trabajo es la razón por la cual el Proyecto de Derechos de la Mujer fue fundado hace 45 años y por lo que la lucha por la igualdad de género debe continuar”.

El título VII de la Ley de Derechos Civiles prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo basada en el sexo, incluido el “embarazo, parto y afecciones médicas relacionadas”. El escrito presentado en el Tribunal argumenta que el tribunal de distrito que desestimó el caso en febrero, erró al decidir que la premenopausia y la la menstruación fuerte de comienzo repentino asociada, no está protegida bajo el Título VII.

Según la demanda, después del primer incidente, Coleman recibió un aviso disciplinario y le dijeron que “sería despedida si alguna vez ensuciaba otra silla con flujo repentino menstrual”.

Después del segundo accidente, la agencia de empleo y capacitación laboral despidió a Coleman por no “practicar altos estándares de higiene personal y mantener una apariencia limpia y nítida mientras estaba en servicio”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo