Rivera Schatz afirma que Promesa sobrepasa poderes de Ley Foraker

Solicita la renuncia en bloque de los puertorriqueños miembros de la JSF

Por Inter News Services
Rivera Schatz afirma que Promesa sobrepasa poderes de Ley Foraker

Las circunstancias que vivió Puerto Rico en 1917, cuando se constituyó el primer Senado de la Isla, son muy similares a las de la actualidad, afirmó hoy el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, en referencia a la situación que atraviesa la Isla con la gestión de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Según el senador, hace 100 años imperaban las leyes Jones y Foraker con un gobernador y consejo ejecutivo nombrados por el presidente de Estados Unidos, mientras que hoy la Isla está bajo el mandato de la JSF, constituida por el Congreso mediante la aprobación de la Ley Promesa (Puerto Rico Oversight Management Board).
Rivera Schatz comparó la historia en el Puerto Rico de 1917 contra la actual y aprovechó para solicitar a los puertorriqueños miembros de la JSF a “renunciar en bloque”.

El presidente senatorial alegó que denunciar la crisis “no tiene remedio real” a menos que el Congreso acepte los resultados de los plebiscitos de estatus celebrados en noviembre de 2012 y junio de 2017.Las expresiones del presidente del Senado se produjeron ayer, lunes, dentro de la celebración del centenario del Senado en una sesión especial que contó con la participación de exsenadores, entre estos Carlos Romero Barceló y Alejandro García Padilla y pasados presidentes senatoriales.

También, dijeron presente los jueces asociados del Tribunal Supremo, el gobernador Ricardo Rosselló Nevarez, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, y el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez Núñez, entre otras autoridades del gobierno local.

“Hoy, no tenemos una Ley Foraker con un gobernador y un consejo ejecutivo nombrados por el presidente de los Estados Unidos para gobernar por decreto federal en Puerto Rico, pero hace pocos meses se nos impuso algo peor. Una ley antidemocrática, con el más aberrante colonialismo, que titularon Promesa y con una Junta de Control Fiscal cuyos poderes sobrepasan por mucho los que tenían el gobernador y el consejo ejecutivo de la Ley Foraker”, indicó Rivera Schatz en su mensaje que abarcó la trayectoria política de Puerto Rico desde la Guerra Hispanoamericana de 1898.

Agregó que “hoy más que antes, necesitamos un Puerto Rico que recupere su autoestima colectiva, que se haga valer, sin complejos de inferioridad colonial. Un Puerto Rico que se haga respetar frente al colonialismo y la indiferencia de quienes reclaman soberanía absoluta y unilateral sobre nosotros. Un Puerto Rico que reconozca que su condición colonial es la raíz, el tronco y las ramas de su crisis”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo