'Los Niños de la Estrella Amarilla', una historia poco contada del Holocausto

A más de 70 años del fin del Holocausto, aún surgen historias como la de Los Niños de la Estrella Amarilla en Le Chambon-Sur-Lignon, que nos recuerdan la importancia de la no repetición

Por Miguel Velázquez

Siete décadas después del fin del Holocausto, continúan surgiendo las historias que invitan a no repetir una de las épocas más oscuras de la humanidad.

Entre las más recientes se encuentra Los Niños de la Estrella Amarilla; novela del historiador y escritor español Mario Escobar publicada por Harper Collins, quien cuenta la historia de Jacob y Moisés Stein, dos niños judíos que viven en carne propia la ocupación nazi en Francia.

Los Niños de la Estrella Amarilla se desarrolla en Le Chambon-Sur-Lignon, un pueblo al sur del país que refugió a entre tres mil y cinco mil judíos; entre ellos niños cuyos padres estaban en los campos de concentración, destinados a la muerte.

Al respecto, Publimetro conversó con Mario Escobar, quien nos reveló cómo surgió la idea de esta novela y cómo se inserta en el contexto actual.

¿Cómo surge la idea de “Los Niños de la Estrella Amarilla”?

Siempre el Holocausto, la Segunda Guerra Mundial, el Nazismo, me ha intrigado mucho desde muy joven. El primer recuerdo que tengo es a los 14 años, el padre de un amigo tenía una colección que se llamaba “Amigos de la Historia”, que eran diferentes aspectos del Holocausto y la persecución. Uno era por ejemplo, el robo del Arte Judío por parte de los Nazis, otro eran los experimentos. Yo empecé a leer eso tan joven y me impactó muchísimo. Yo era aficionado a las películas de la Segunda Guerra Mundial y tal, en el cine no salía nada. Se veía la lucha, la guerra.

A partir de ahí empecé a comprar libros, leer sobre este tema, estudié la carrera de Historia y siempre había querido escribir al respecto. Pensaba en algo que no se haya visto en libros de historia. El año pasado surgió la historia de Canción de Cuna de Auschwitz, que era sobre el genocidio gitano en el campo de exterminio y pensé “bueno, es otro punto de vista”; pero no había encontrado un tema sobre judíos.

El trascendental viaje a Francia

En 2011 fui invitado a Francia durante una semana, primero a París, y ahí historiadores y escritores nos estuvieron explicando lo que había pasado con los judíos franceses. Fuimos al sur de Francia, a la zona de Lyon, y visitamos Le Chambon-Sur-Lignon. Nos contaron la historia increíble de como toda una comunidad había ayudado a los niños judíos de una manera íntegra, sin fisuras; y la historia quedó ahí en mi memoria.

También visitamos uno de los campos [nazis] más grandes de Francia, no solo eran los campos alemanes. Recuerdo lo impactante que fue que cuando salimos de ahí. Todos estábamos llorando.

Evocando todo eso decidí volver a investigar. Viajé el año pasado una vez más a Le Chambon-Sur-Lignon. Fue muy impactante. Ahora hay un museo y un archivo sobre la memoria del pueblo y dije “esta es la historia que quiero escribir porque tiene esa singularidad”.

Los Niños de la Estrella Amarilla me ayudó a redescubrir la historia: Escobar

Eso me pasa con los últimos libros. Llevo investigando sobre el tema desde los 14 años. Hasta hace tres años, aunque me sensibilizaba, no dejaba de ser algo histórico. Se trataba de cifras, de situaciones, pero era algo histórico, como cuando miras algo pero no te involucras.

Dejan de ser cifras cuando escribo Canción de Cuna de Auschwitz, y luego Los Niños. Ahí deja de algo histórico y lo vivo como algo personal.

Puede sonar un poco raro, pero cuando yo escribo los capítulos a veces lloro. Entonces pienso “cuando la persona lo lea, va a llorar aquí”, porque yo mismo me sensibilizo.

Noté que la novela humaniza la historia, por eso elegí hacer una novela en ambos casos y no un ensayo. Te sientes tan identificado con los personajes que lo vives.

¿Qué van a encontrar lectores en Los Niños de la Estrella Amarilla?

Una historia que espero que les cambie por dentro. Que lleguen a empatizar tanto con los personajes que puedan sentirlos. [Una historia] que un poco les vacune contra la intolerancia, racismo, antisemitismo; que les haga sentir que ellos podrían pasar por lo mismo.

Vivimos un momento muy turbulento de la historia y de hecho se está repitiendo en Siria y otros sitios. Personas que se ven perseguidas, que no han hecho nada, pero pertenecen a otra raza o a otra religión y quiero que primero experimenten eso.

También que aprendan lo que pasaba, cómo se vivía, las costumbres, la angustia de no encontrar un refugio. Y al mismo tiempo, que vean el poder de la gente corriente, de la resistencia civil, cómo una localidad decide hacer el bien y asume las consecuencias de eso. A veces, por encima de las leyes están la justicia y la consciencia.

Ya disponible

Los Niños de la Estrella Amarilla ya está disponible en formato digital e impreso en toda América Latina.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo