Operadores de máquinas de videojuegos aseguran cambio no traerán más recaudos

“La legislación propuesta, garantiza tirar a la calle a casi nueve mil empleados de la industria de máquinas de entretenimiento", indicaron

Por Metro Puerto Rico
Operadores de máquinas de videojuegos aseguran cambio no traerán más recaudos

El coordinador de operadores de máquinas de videojuegos para el área norte de Puerto Rico, Aníbal Villafañe Fernández, advirtió esta tarde a la Junta de Control Fiscal (JCF) que de aprobarse el Proyecto de la Cámara 1142, (conocido como el Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico; a los fines de establecer un aumento en el pago por derechos de licencias para máquinas operadas con monedas, y para otros fines relacionados), el Gobierno de Puerto Rico no llegará a obtener los recaudos esperados y por ende; deberá aplicarse un reducción de la jornada laboral a los empleados públicos.

“De aprobarse un aumento de tres mil dólares para las licencias de los operadores de “video juegos” (que ahora cuestan $100), el Gobierno de Puerto Rico no logrará los recaudos necesarios para mantener su fuerza laboral con una jornada completa.  No hay forma en que los operadores puedan pagar las licencias de cada máquina a ese precio.  El aumento incluido en el proyecto será imposible de satisfacer.  La industria de máquinas de video juegos no aguanta un aumento más y mucho menos, de un 300%.  El proyecto incluido por el Gobernador no es cónsono con la situación económica de Puerto Rico y es otro intento de hacerle daño a nuestra industria de máquinas para entretenimiento”, señaló en una comunicación escrita Aníbal Villafañe Fernández.

El grupo también indicó que el proyecto contiene “serios errores y aumentos desmedidos tanto para las licencias de las máquinas, como para los billares, velloneras, en fin; todo tipo de máquina operada por monedas”.

“Nosotros queremos advertir a la Junta de Control Fiscal que no hay manera de poder lograr que mediante este aumento desmedido propuesto por el Gobernador y secundado por los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado de Puerto Rico, se pueda lograr un recaudo de cerca de $80 millones, por concepto de ventas de licencias.  Las proyecciones esperadas a raíz de la aprobación del proyecto son falsas, irisorias y fuera de toda realidad presupuestaria”, indicó el líder de los operadores en la región norte de Puerto Rico.

Aseguran que se dará el recorte en la jornada laboral de los empleados públicos

Villafañe aseguró que consultó a sus operadores y a pequeños y medianos comerciantes de toda la isla, quienes aseguraron que no podrán pagar la licencia de $3,000. “De aprobarse este proyecto incluido en la convocatoria de la Sesión Extraordinaria, se quedarán sin el pan de cada día miles de empleados del servicio público, ya que con el mismo se busca un recaudo para garantizar y evitar un recorte en la jornada laboral y frenar el despido de miles de empleados del gobierno”, agregó.

“Nosotros estamos seguros que si aumentan las licencias a $3,000, no se venderán, no hay forma de pagar una licencia a ese precio, si tomamos en consideración que los ingresos en todos los renglones de la industria han bajado”, indicó Villafañe Fernández.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo