Divididos los populares en celebración del ELA

En medio de la pugna entre el liderato del Partido Popular Democrático, los populares celebraron ayer los 65 años del ELA

Por Lyanne Meléndez García

Con posturas encontradas en torno a las ideologías sobre el estatus político del país, el Partido Popular Democrático (PPD) celebró ayer el 65 aniversario de la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA).

Convocados por el liderato de la Pava, encabezado por el presidente de la colectividad, Héctor Ferrer, decenas de personas acudieron a la plaza pública de Morovis.

Allí Ferrer dedicó gran parte de su mensaje para señalar las acciones de la administración de Ricardo Rosselló al asegurar que “cuando el PPD gobierna, gobierna para la gente”. Mientras, invitó a los ciudadanos a que “retomemos el rumbo de nuestro partido y nuestro país”.

En ese sentido, destacó que “comenzamos la reorganización política y electoral del partido en toda su base y estructura”.

Añadió que, a partir de agosto, comenzará una primera fase con 40 visitas en dos meses y que, junto con el secretario Charlie Delgado y la representante Brenda López de Arrarás, “visitaremos municipio por municipio” para continuar con la reorganización.

También consideró que el Partido Popular y el nuevo Estado Libre Asociado tienen que ser instrumentos de transformación social y económica.

“Por ello, la nueva gobernanza que debemos comenzar a mirar camino a las próximas elecciones es la que el pueblo reclama. Necesitamos definir, juntos, una nueva gobernanza”, apostilló.

“El Partido Popular se enfrenta nuevamente a determinar por qué y para qué existe”, dijo en la actividad a la que asistieron líderes populares, como los exgobernadores Rafael Hernández Colón y Alejandro García Padilla, así como diversos representantes y senadores.

La celebración surge en medio de una pugna entre los sectores ideológicos estadolibrista y soberanista de la organización política. De hecho, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, identificada con el sector soberanista, no acudió al evento. En su lugar participó en una caravana con la alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, para conmemorar a los loiceños ausentes. Tanto Cruz Soto como Ferrer han dejado ver sus diferencias ideológicas en los pasados días luego de que la alcaldesa indicara que ponía la vicepresidencia a disposición de las mujeres, lo que el presidente del PPD interpretó como una renuncia al puesto y la invitó a unas primarias para la presidencia. Ayer la alcaldesa reiteró que no es su intención renunciar y señaló que “tenemos que reformular nuestra relación con Estados Unidos”.

A juicio de la analista Wilda Rodríguez, la pugna en el PPD anticipa una división e incluso una disolución de la colectividad que, según manifestó, “los populares de a pie están convencidos de que no hay posibilidad de que el partido continúe así. Hay tanta diferencia en el liderato”. Señaló que el único apego de las personas es a una estructura electoral, pero vaticinó una división o hasta desaparición, mientras sostuvo que “el partido va a implosionar, por lo que ellos (el liderato) están viendo quién se lleva la tajada más grande”.

En cambio, el analista Luis Balbino aseguró que las diferencias responden a un proceso de primarias que se despunta en el PPD. “Se afila una primaria para la gobernación que, más allá de ser entre dos personas, es una de diferencias ideológicas”, dijo a Metro el analista.

Detalló que espera que, en la medida en que concluya el proceso y se resuelva, “todo volverá a la normalidad”. Dijo que lo importante es “que las divisiones que haya puedan resolverse de manera democrática”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo