Fundación Luis Muñoz Marín le pide a Yulín se elimine insignia del PPD

Por Inter News Services

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, se mostró sorprendida por exigencias de último minuto de la Fundación Luis Muñoz Marín para un conversatorio previsto para mañana en el Bohío de la Fundación, aunque aseguró que accedió a las demandas, que incluyen que se elimine la insignia del PPD y que la transmisión radial del evento sea grabada.

“Anoche recibí una llamada de la Fundación indicándome que personas habían expresado ‘preocupación’ en torno al conversatorio de una hora que se celebrará mañana, donde se pretende reflexionar sobre el Partido Popular Democrático (PPD) como instrumento de alianzas”, señaló la alcaldesa en declaraciones escritas.

Explicó que “La ‘preocupación’ expresada se circunscribe a la utilización de la insignia de Pan-Tierra-Libertad y al hecho de que dicho conversatorio sería transmitido en vivo por ondas radiales”.

“Aparentemente, los ‘preocupados’ entienden que utilizar el logo del partido y que personas a través de todo Puerto Rico escuchen la reflexión que compartiré con un pequeño grupo de personas, convierte esta actividad en una proselitista. En la llamada se me solicitó que se removiera la insignia del PPD de la invitación y que no se transmitiera la actividad mientras se llevara a cabo”, apuntó.

La ejecutiva municipal se mostró sorprendida, pues asegura que ha hecho otras actividades en la Fundación. “De hecho, el año pasado celebré allí una reunión (donde) Héctor Luis Acevedo, Héctor Ferrer y David Bernier dieron sendos mensajes a los allí presentes, en calidad de las posiciones políticas que habían ocupado o aspiraban a ocupar. En aquel momento nadie se ‘preocupó’”.

“Puedo entender, aunque no comparta la visión, que el logo del instrumento político creado por Luis Muñoz Marín sea motivo de ‘preocupación’ para aquellos empeñados en interpretar la historia de manera acomodaticia”, prosiguió la alcaldesa.

Y argumentó que no cree “que a nadie se le ocurriría hacer una fundación con el nombre de Puerto Rico donde no se pueda desplegar la bandera boricua. Pero hay un sector del país que se empeña en ocultar la realidad”.

“Lo que no puedo entender es la ‘preocupación’ que pueda crear que esta actividad se transmita en vivo. No entiendo qué diferencia hay en que el contenido de dicha actividad se escuche por radio en vivo o se grabe y se retransmita horas más tarde”, aseveró.

Sin embargo, para “aplacar la ‘preocupación’ de aquellos que temen al libre intercambio de las ideas -a menos que no sean las de ellos- estaremos cumpliendo con estas nuevas exigencias. El conversatorio se grabará y se retransmitirá por radio esa misma tarde del sábado”.

Pese a todo, a juicio de Cruz Soto “la mera intención de censurar, acallar o ningunear al otro habla más de los ‘preocupados’ que de mí. Dice claramente que no confían en la fuerza de su propuesta. Yo confío plenamente en el choque de ideas que producen nuevos caminos; yo apuesto al diálogo coincidente que se genera cuando se respetan las diferencias y se es capaz de forjar alianzas”.

Y remató: “El país está sediento de que cese el atropello y el abuso de aquellos que creen que tratando de callar a otros saldrán victoriosos. Yo apuesto a que cuando un pueblo se enfrenta a la verdad encuentra nuevas formas de respetar la pluralidad de las voces que construyen día a día un mejor Puerto Rico. Podrán tratar de callar el mensaje, pero tarde o temprano llegará al corazón de nuestra gente”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo