Joven boricua denuncia trato inhumano en pescadería de Alaska

Un joven de Camuy que llegó el viernes al país tras ser abandonado en el aeropuerto de Alaska por la empresa que lo reclutó en la isla cuenta su víacrusis

Por Juan Carlos Melo

Tras la ola de denuncias de puertorriqueños que han sido víctimas de discrimen y abuso laboral por parte de empresas estadounidenses que vienen a la isla a reclutarlos, un joven identificado como Javier Vázquez Mateo, quien llegó el viernes de Alaska, da cuenta a Metro de las “injusticias” de las que fue objeto.

Según contó, la compañía lo despidió con la excusa de que se ausentó en cuatro ocasiones luego de tomarse su tiempo de descanso, acción que él niega. Al tiempo, asegura que lo tenían viviendo en “condiciones infrahumanas” haciendo turnos de 16 horas, de lunes a domingo.

“Trabajamos de pie todo el tiempo sin ningún tipo de descanso”, relató a este diario.

El pasado miércoles, Vázquez fue dejado a su suerte y sin un centavo en el aeropuerto de Alaska.

Su madre, gracias a las aportaciones de amigos y familiares, logró reunir el dinero para comprarle el pasaje y traerlo de regreso a Puerto Rico.

Este no es el único caso. Un padre desesperado está moviendo cielo y tierra para poder traer a su hijo cuya empresa de pescadería le ha impedido regresar a la isla hasta tanto no se les reembolse el dinero que ellos invirtieron en él.

Su hijo, quien habló con Metro vía telefónica desde Alaska, dijo que se enfermó y no ha podido seguir laborando.

El agobiado padre precisa de al menos $2,000 dólares para cumplir con la empresa y poder traer a su hijo.

Las compañías de Carolina del Norte y de Alaska que han venido a la isla a reclutar puertorriqueños para exponerlos, según aseguran, a malos tratos, discriminación y a cumplir con turnos de trabajo de hasta 16 horas al día, los siete días a la semana, se encuentran bajo investigación de agencias federales.

“Tenemos información de investigaciones abierta y en curso de autoridades estatales y federales tanto en Carolina del Sur como en Alaska”, estableció a este diario Eduardo Arosenema, secretario auxiliar de Relaciones Exteriores del Departamento de Estado.

El funcionario estableció que, aunque el Departamento de Estado de Puerto Rico carece de jurisdicción para ir en contra de estas empresas denunciadas esta semana en Metro durante la publicación de la serie especial Objetivo Empleo, se mantiene cooperando con las autoridades.

Loading...
Revisa el siguiente artículo