Prueba de fuego del Gobierno ante recortes

El presupuesto incluye el recorte de $175 millones en subsidios municipales, los $204 de la Universidad de Puerto Rico, $77 millones al Departamento de Educación, entre otros

Por Miladys Soto

La reducción de $22 millones del presupuesto de la Asamblea Legislativa por pedido de la Junta de Control Fiscal (JCF) deja claro quién manda el presupuesto, opinó el analista político Carlos Pesquera.

“Ese es el testimonio más fehaciente de que el presupuesto está en manos de la Junta de Supervisión Fiscal”, agregó.

El también ingeniero expuso que “la clave de ahora en adelante es que no hay forma de coger prestado, y la Junta va a estar  monitoreando cada tres meses, según lo estipula la Ley PROMESA. Eso va a permitir que para  septiembre tengan una decisión final sobre si se han dado o no los ahorros que el Gobierno se comprometió para tratar de evitar el recorte de jornada laboral y la eliminación del bono de Navidad”.

Pesquera manifestó que el asunto del corte de jornada podría verse en el tribunal en caso de que la Junta lo ordene y el Gobierno se resista.

Tras la aprobación del presupuesto, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, aseguró que los trabajos en la asamblea seguirán con normalidad a pesar del millonario recorte. “La Junta le ha cambiado el presupuesto al gobernador de Puerto Rico”, recriminó.

También se enfrentan a la reducción de un 9 % en fondos federales, por la eliminación de fondos de Medicare, entre otros.

PPD pide a la JCF que corte la mitad de su presupuesto

Además del presupuesto aprobado para Puerto Rico, la JCF publicó su presupuesto para este año fiscal, hecho que ha generado críticas.

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, emplazó a los miembros de la Junta a reducir a la mitad su presupuesto de $60 millones anuales.

“Insistimos en que este es un gasto excesivo y que va en contra del control de gastos que, precisamente, tratan de implementar en el Gobierno”, dijo.

Degradan bonos de COFINA

En medio del comienzo del año fiscal y del inicio de la implementación de las medidas de austeridad, la agencia acreditadora Fitch Ratings degradó los bonos de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA) a D.

Loading...
Revisa el siguiente artículo