Aumentan las ventas de autos japoneses en Estados Unidos

Los analistas habían anticipado que este mes de junio sería el más débil en cuanto a ventas de los últimos tres años.

Por EFE
Aumentan las ventas de autos japoneses en Estados Unidos

Los fabricantes japoneses Honda, Nissan y Toyota anunciaron un aumento de sus ventas en junio en Estados Unidos gracias a una mayor demanda de camionetas, mientras que Ford, General Motors (GM) y Fiat Chrysler sufrieron caídas a causa de la debilidad del mercado de automóviles.
Estos resultados reafirman la idea de que el sector automovilístico estadounidense ha dado un vuelco en su tendencia, después de siete años de incrementos consecutivos de las ventas y el logro de máximos históricos tanto en 2015 como en 2016.
Las ventas de GM en junio cayeron un 4,7 por ciento, con un descenso del 6,4 por ciento en los modelos de Chevrolet, de un 3,6 por ciento en GMC, su marca especializada en SUV y camionetas, y un 12 por ciento en su marca de lujo Cadillac. La única marca de GM que se salvó de la quema fue Buick, que logró un aumento de ventas del 16 % gracias a su modelo Envision, un todocamino producido en China para su importación en Estados Unidos.
Con estos resultados, las ventas de GM han caído en cuatro de los seis meses que van de este año, en los que el gigante automovilístico ha centrado sus operaciones en el mercado de ventas a particulares, dejando más de lado las ventas de flotas, que el pasado mes fueron un 54 % menores a las de un año antes.
Las ventas de Ford, por su parte, cayeron en junio, en su conjunto, un 5,1 por ciento, pero en el sector de automóviles el descenso alcanzó un 23 por ciento.
Este descenso de ventas, el quinto mensual de Ford en lo que va de año, se vio apenas reducido gracias al aumento de un 1,2 % en su segmento de camionetas, del 3,2 % en el de SUV y crossover y en un 5,3 % logrado por Lincoln, la marca de lujo de la compañía.
Y el otro gran fabricante de los llamados Tres Grandes de Detroit, el Grupo Fiat Chrysler (FCA), mantuvo la tendencia de caídas de ventas que lleva sufriendo en los últimos diez meses y cedió en junio un 7 %, con pérdidas en todos sus modelos excepto en la camioneta RAM, uno de sus productos más populares.
El descenso responde en parte a la política de FCA de ir reduciendo de manera planeada sus ventas al sector de flotas de alquiler, que en junio representó una cuarta parte de sus ventas y afecto especialmente a su marca especializada en todoterrenos, Jeep, para la que ha reducido las ventas de flota a la mitad en un año.
Ante el debilitamiento generalizado de la demanda, tanto como Ford como GM mantienen la estrategia de fortalecer sus ventas a particulares, que son más rentables que las ventas a flotas para empresas de alquiler.
En la parte positiva del mercado, el grupo japonés Honda aumentó sus entregas en un 0,8 por ciento, gracias al logro de un récord en su venta de camionetas, que se situaron en 70.067, un 1,9 por ciento más que el mes anterior.
En la propia división Honda, la ventas cayeron un 1,3 por ciento, pero eso se vio ampliamente compensado con la subida de un 24 % lograda por la otra marca del fabricante japonés, Acura, que en su sección de camionetas logró un avance del 30 % en las ventas.
El gerente general de la División Honda, Jeff Conrad, destacó en el comunicado en el que se anunciaron los resultados de ventas de la compañía que su estrategia está enfocada en los clientes particulares, “frente a un mar de competidores que se aferran a la cuota de mercado a través de fuertes incentivos y ventas de flotas”.
También el Grupo Toyota logró incrementar sus ventas en un 2,1 % de por ciento, con un avance del 3,2 por ciento en la división de la marca Toyota, compensando una caída del 5,4 por ciento en su segmento de vehículos de lujo Lexus, que viene sufriendo caída tras caída en los últimos nueve meses.
Y el tercer gigante japonés del sector, Nissan, registró el pasado mes un aumento del 2 % en sus ventas, con un fuerte avance en su marca de alta gama, Infiniti, del 11 por ciento.
Las ventas de vehículos ligeros vienen cayendo en Estados Unidos en los últimos meses, sobre todo debido a la menor demanda de automóviles, pese a que los fabricantes han seguido aumentado sus incentivos de ventas.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo