Profesionales de la Enfermería piden al gobernador que no firme ley

Se trata del proyecto que crearía la Ley de Médicos Asistentes, que a juicio de los enfermeros y enfermeras, daría paso a que se usurpen funciones y se afecte el cuidado de salud del paciente

Por David Cordero

La Legislatura de Puerto Rico aprobó el pasado viernes una medida que crearía la Ley de Médicos Asistentes de Puerto Rico, una figura que hasta el momento no existe en la isla y que a juicio del Colegio de Profesionales de Enfermería de Puerto Rico, usurparía funciones de los enfermeros y enfermeras del país, en perjuicio para los pacientes que reciben servicios de salud.

“La oposición nuestra es dirigida a que las funciones que le están estableciendo a estos profesionales son funciones que ya tenemos en enfermería y nosotros las tenemos reglamentadas por ley”, apuntó el doctor Juan Carlos Soto, presidente del Colegio de Profesionales de Enfermería.

La figura del Médico Asistente sí existe en los Estados Unidos. Sin embargo, se trata de una posición médica con una preparación académica especial, según indicó Soto. Es decir, en los Estados Unidos el médico asistente se gradúa y recibe una licencia.

En el caso de Puerto Rico, la ley crearía una licencia especial para este tipo de profesional de la salud que completó sus estudios en Medicina pero que no pasó el examen de reválida. De acuerdo al proyecto, la creación de la figura del médica asistente busca aminorar el impacto del éxodo de médicos hacia los Estados Unidos.

No obstante, para el doctor Soto, las intenciones del proyecto no están claras, a la luz de lo que establece en funciones para el médico asistente.

“Nuestra oposición también va dirigida a la seguridad. Sabemos que las reválidas miden el conocimiento mínimo de cualquier profesional y estas son personas que aunque tienen un grado académico de doctores en Medicina, no han podido pasar la reválida y simplemente lo que están haciendo es pasarlos a que sean médicos asistentes, pero no dice el proyecto que se les vaya a dar orientaciones en relación a esas funciones que se le están delegando que son funciones de Enfermería y para nosotros hacer esas funciones sí tenemos que prepararnos y tenemos que revalidar y tener licencia”, dijo Soto.

img1065.jpg El Colegio de Profesionales de la Enfermería llevó a cabo hoy una conferencia de prensa, en la que pidieron al gobernador Ricardo Rosselló que no firme la Ley de médicos Asistentes de Puerto Rico. En el centro, el doctor Juan Carlos Soto, presidente del Colegio. / Suministrada

La medida es una fusión del P. de la C. 17, de la autoría del presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez Núñez y el P. del S. 423, de la autoría del senador Carlos Rodríguez Mateo. El Senado aprobó el proyecto el viernes con enmiendas, de modo que aún queda por verse si la Cámara concurre o no con las enmiendas.

De acuerdo al proyecto, los Médicos Asistentes tendrán la facultad de asistir en la administración del cuidado del paciente, educarlos, intervenir en procedimientos clínicos, laborar en áreas de salud preventiva, evaluación, y desarrollar historiales médicos. Además, podrán llevar a cabo exámenes físicos, entre otras funciones.

“En Puerto Rico no existe ninguna necesidad social de ese tipo de profesional, al contrario, viene a desplazar tantos profesionales que tenemos nosotros de Enfermería, incluso tenemos profesionales desempleados”, puntualizó el doctor Soto, quien además denunció que al Colegio no se le permitió argumentar sobre su oposición en una vista pública.

“Ellos (el Senado) habían citado y estábamos preparándonos, pero la cancelaron como días antes y entonces a partir de ahí quedamos pendiente para ver si había otra vista pública y nunca hubo otra”, explicó el presidente, añadiendo que aún así el Colegio envió su ponencia estableciendo su oposición al proyecto.

Tanto el Colegio de Profesionales de la Enfermería, como el Colegio de Enfermería Práctica Licenciada de Puerto Rico, que ambos agrupan alrededor de 71 mil colegiados y colegiadas, se oponen a la firma del proyecto.

“No es justo para la profesión de Enfermería, que hemos luchado por tanto años por alcanzar el nivel que tenemos académico y social, que ahora se vengan a desplazar muchos de los profesionales de Enfermería, por simplemente un grupo de personas que no se les ha buscado otras alternativas para que ellos pasen su reválida”, apuntó el doctor Soto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo