Señalan falta de transparencia en revisión de Código Civil

CABE denuncia discriminación e irregularidades en el proceso que sigue la Comisión de lo Jurídico de la Cámara

Por Metro Puerto Rico

 El Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE) denunció hoy como proceso discriminatorio y falto de transparencia la discusión del nuevo Código Civil de Puerto Rico en la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes, que preside la representante María Milagros Charbonier.

“En el día de ayer CABE fue invitado junto a otras organizaciones como el Colegio de Profesionales del Trabajo Social a participar del  “Primer Simposio sobre Propuestas para un Nuevo Código Civil” organizado por la Comisión de lo Jurídico”. Según la invitación que nos cursaron, en él se discutiría el libro de las instituciones familiares. Cuando llegamos al lugar, se nos advirtió que no podríamos emitir comentarios ni hacer preguntas. Tampoco se nos permitió presentar una ponencia que llevamos preparada, copia de la cual radicamos en la oficina de la representante Charbonier.  Por otro lado, se nos invitó a llegar a la 1:30 p.m. como la hora de comienzo de la actividad y lo cierto es que la actividad había comenzado en horas de la mañana.  Esto es una falta de respeto a las comunidades que representamos y una forma más de pretender acallar nuestras voces”, señaló el abogado Osvaldo Burgos Pérez, portavoz de CABE.

El abogado Thomas Bryan, portavoz de CABE, expuso que para “añadir insulto al agravio, el tema del libro de las instituciones familiares ni siquiera fue discutido con la excusa de que el ponente, Lcdo. Carlos R. Pérez Sierra, había tenido problemas de salud.  No obstante, tuvimos acceso a lo que sería su presentación sobre el libro de las instituciones familiares y la poca información a la que tuvimos acceso demuestra que nuestra legislatura pretende dar un retroceso de décadas en lo que constituye el derecho de familias”.

“Hace dos años que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró inconstitucional la definición de matrimonio que solo permitía celebrar el mismo entre hombre y mujer. Ayer, a dos años de esa decisión, ese mismo foro decidió el caso de Pavan v. Smith en el que aclara que los derechos y obligaciones del matrimonio son de igual manera extensibles a parejas del mismo sexo y sus hijos. Sin embargo, nuestra legislatura todavía insiste en privilegiar el matrimonio entre un hombre y una mujer como asunto de política pública, relegando a una categoría inferior las familias constituidas por parejas del mismo sexo y otras que no se amoldan a la mal llamada familia tradicional”, señaló por su parte Burgos Pérez.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía a exigir a la Comisión de lo Jurídico que se publique la totalidad del borrador sobre el cual está trabajando, pues a esta fecha lo único a lo que se ha dado acceso es a fragmentos muy limitados del mismo.  Por otro lado, alertamos al Pueblo de Puerto Rico que lo que a puertas cerradas se está llevando a cabo en la legislatura en relación con nuestro Código Civil es un cuerpo normativo que discrimina contra sectores muy puntuales de nuestra sociedad como lo son las comunidades LGBTTIQ, las mujeres y la niñez.  No permitamos que visiones fundamentalistas religiosas sean las que lideren un proceso que nos llevará a la pérdida de derechos adquiridos y a un retroceso en nuestro desarrollo como sociedad”, finalizó Bryan.

Loading...
Revisa el siguiente artículo