Plan fiscal UPR será evaluado por la Junta

Según el rector Mario Medina, en una reunión celebrada ayer, el director del ente, José Carrión, dijo que la institución es considerada un servicio esencial

Por Ronald Ávila Claudio

La Universidad de Puerto Rico (UPR), aunque aún debe trabajar con los recortes ascendentes a $512 millones, tendrá la oportunidad de presentar una nueva propuesta a la Junta de Control Fiscal (JCF) que genere dinero a sus arcas.

Según miembros de la Junta Universitaria (JU), que se reunieron a puertas cerradas ayer con José Carrión III, presidente del ente que dirige al país, la JCF está dispuesta a evaluar el plan fiscal que prepara el primer centro docente.

El documento, que aún no ha sido avalado por la recién constituida Junta de Gobierno del sistema académico, es un compendio de propuestas trabajadas entre profesores del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) y la Administración Central de UPR.

“El presidente [Carrión III] está en plena disposición de reunirse con nosotros y nosotras una vez tengamos ese proyecto de plan fiscal que se está elaborando”, comentó a los medios José Encarnación, rector de la UPR en Humacao.

Dicho plan contempla tres posibles escenarios para el financiamiento de la Universidad de Puerto Rico, tomando en cuenta su contribución al desarrollo del país y el rol que ocupa para la recuperación económica y social de la isla.

El pasado 30 de mayo, un borrador inicial del plan fue enviado a la JCF, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico, el gobernador, la JG de la UPR y la JU.

A pesar de esto, de acuerdo con el profesor Encarnación, el documento aún es presentado en los diferentes recintos y unidades del sistema UPR para recoger el insumo de la comunidad. Una vez pase este proceso, se elevará a la JU y luego a la JG para su aprobación. Luego se remitirá a la JCF, cuerpo que ayer tuvo un resumen de lo contenido en plan hasta el momento.

Por su parte, el rector de la UPR de Cayey, Mario Medina, comentó que está consciente de que la universidad tiene que aportar en este momento de crisis que vive el país. No obstante, “si se va a reducir, que se haga basado en una nueva entrada de dinero y medidas de eficiencia”, agregó.

De la misma forma, Medina destacó que Carrión III reconoció a la UPR como un servicio esencial, acto que entiende es importante, ya que esto tendrá peso al momento de defender el presupuesto que le corresponde a la universidad en el pleito legal de quiebra en el que el país está inmerso.

Ambos rectores aclararon que el primer centro docente del país no se acogerá al proceso de quiebra contemplado en el título III de la Ley Promesa. La institución tiene la capacidad de pagar su deuda gracias a unas reservas que ascienden, según Medina, a unos $50 millones. No obstante, Encarnación dejó clara su intención de que la UPR se convierta en parte interesada, en titularidad de corporación pública, en el proceso de quiebra de la deuda de Puerto Rico.

En el encuentro, dijo Medina, también le solicitaron a Carrión III evaluar los subsidios a las empresas privadas.

De otra parte, en declaraciones escritas, Carrión III afirmó que “durante la reunión entablamos un diálogo abierto y constructivo acerca del futuro de la institución y estoy sumamente complacido con el resultado de la reunión. Les reiteré la importancia de que la administración universitaria someta cuanto antes un plan fiscal para la UPR que esté enmarcado dentro de y sea consistente con el plan fiscal certificado del Gobierno de Puerto Rico”.

Asimismo, compartió que la JCF “pondrá todos los recursos que tiene disponibles para evaluar justa y responsablemente el plan fiscal que entregue la universidad con el fin de propiciar la viabilidad y sostenibilidad fiscal de esta institución que tanto aporta a nuestra isla”.

Igualmente, este medio solicitó una reacción del presidente de la JCF sobre las supuestas declaraciones que hizo en la reunión sobre la UPR como un servicio esencial. Al cierre de esta edición, nuestra solicitud no fue contestada.

El pasado 24 de mayo, varios estudiantes de la UPR se reunieron con miembros de la JCF, quienes, a pesar de reconocer la educación como un servicio esencial, justificaron los recortes porque “había que cuadrar caja”, según los alumnos que hablaron con Metro al salir del cónclave.

Loading...
Revisa el siguiente artículo