Trastocado el PPD tras casos de corrupción

De acuerdo con un analista político que Metro entrevistó, la colectividad corre el riesgo de convertirse en una opción “irrelevante”

Por Ronald Ávila Claudio

El Partido Popular Democrático (PPD), irónicamente, está en medio de un incendio. Ayer el Panel sobre el Fiscal Independiente (FEI) anunció que acusará por delitos estatales a Jaime Perelló, expresidente de la Cámara de Representantes bajo dicha colectividad y hace dos días allegados a la campaña electoral de David Bernier fueron arrestados por corrupción.

En medio de la crisis que le arropa, la Pava corre el riesgo de convertirse en una opción política “irrelevante” para los votantes del país, según el analista del programa Los seis de la tarde, Phillip Escoriaza. Y es que las acusaciones por malversación de fondos e inversionismo político que apuntan a miembros del PPD podrían unirse al factor de que ahora mismo el interior del partido está dividido en facciones de ideología de estatus.

“El PPD no ha logrado la definición sobre su fórmula de estatus y, mientras siga arrastrando esa ambigüedad, va a obtener en las urnas lo mismo. El PPD es una opción electoral cuando convence a los votantes que es de centro”, afirmó.

Ahora bien, Escoriaza aclaró que aún le quedan tres años y medio a los candidatos del partido que se han visto salpicados por los escándalos de corrupción para rectificarse ante la opinión pública.

“Lo que habrá que ver es cómo les irá a estos casos en los tribunales y la publicidad que reciban”, agregó.

Cae el poderío de Perelló

Por otra parte, aún se desconocen los cargos que enfrentará Jaime Perelló el próximo 28 de junio, cuando tendrá que comparecer ante el Tribunal de San Juan para escuchar la acusación del FEI.

Lo que sí sabemos es que en el informe que remitió al panel el pasado secretario del Departamento Justicia César Miranda relacionó a Perelló con los delitos de enriquecimiento ilícito, aprovechamiento ilícito de trabajo o servicios públicos, intención indebida en la operaciones gubernamentales, malversación de fondos públicos e infracción a la Ley para el Financiamiento de Campañas.

Perelló se vio involucrado en un esquema de corrupción sobre el otorgamiento de un contrato a la compañía 3 Comm Global para la instalación de un cuadro telefónico en la Cámara baja. La empresa era propiedad del exrecaudador de campaña del PPD y ahora convicto, Anaudi Hernández.

Según el documento de culpabilidad de uno de los acusados por dichos actos, el contrato que se le otorgó a la compañía de Hernández fue a través de un proceso de subasta fraudulento, en el cual se le dio ventaja competitiva en parte por la relación cercana del recaudador con varios funcionarios del gobierno, incluyendo al expresidente cameral.

Loading...
Revisa el siguiente artículo