Senadora quiere elevar edad para casarse a 18 años

La medida enmendaría el Código Civil, que en este momento es objeto de una revisión.

Por Inter News Services

La senadora Nayda Venegas Brown informó hoy en que presentó el Proyecto del Senado 590 para elevar a 18 años la edad para contraer matrimonio.

La medida enmendaría el Código Civil, que en este momento es objeto de una revisión.

“El Proyecto que yo presento nace de una preocupación reseñada en uno de los rotativos del país, aunque no hay que ir ahí. Yo soy natural del municipio de Loíza y veo lo que voy a exponer todos los días y es triste. No se les ha hecho justicia a los niños de mi Puerto Rico cuando adultos bajo engaño, coacción e intimidación, seducción y violación han querido librarse del castigo que le correspondía porque en vez de la cárcel, el delito se resolvía con el matrimonio”, aseveró la legisladora. Dijo que la familia de los menores que se casan “se hacía cómplice con presionar a los hijos a entrar en etapas aceleradas de la vida matrimonial con tal de reivindicar el honor de una familia de estigma social que acarreaban estos vínculos afectivos”, agregó.

“Como Presidenta de la Comisión de Bienestar Social y Asuntos de Familia y bajo la responsabilidad que tomé cuando juramente como senadora de proteger a cada menor, en tanto este a mi alcance, presenté un proyecto de ley para hacerle justicia a cada menor que es víctima del pobre juicio de un adulto que ha sido llamado a protegerlo. Hoy presento este proyecto de ley para enmendar el Código Civil Art. 70 y 74 para elevar la edad de contraer matrimonio en Puerto Rico a 18 años y para establecer parámetros claros donde los adultos que cometen delitos contra los niños no queden impunes buscando escondite en el matrimonio infantil”, dijo en un turno inicial en la sesión de hoy del Senado.

Dijo que “avalar el matrimonio de menores en Puerto Rico es alentar el avance de la pobreza, de la violencia, de la falta de oportunidades de desarrollo personal y educativo, es darle alas a la deserción escolar y comenzar un ciclo nuevo de maltrato infantil con los hijos procreados. Hoy cerramos la puerta de la desigualdad y abrimos la puerta a las oportunidades y del desarrollo sano y apropiado para nuestros jovencitos y jovencitas”.

Pretende la senadora con su proyecto “que como cuerpo legislativo nos paremos en un punto común frente al bienestar de niños y niñas y le demos la oportunidad de ser seres integrales, de casarse cuando el momento lo amerite, de librarlos de responsabilidades no apropiadas de su edad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo