PPD pide a la ONU plebiscito de estadidad sí o no

Presidente de la colectividad envía ponencia en la que rechaza la reinscripción indefinida de Puerto Rico en el listado de la ONU de territorios sin autogobierno

Por Metro Puerto Rico

El presidente del Partido Popular Democrático, Héctor Ferrer Ríos, sometió una ponencia ante el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU), en la que le hizo un llamado a la ONU para que asuman un rol más activo sobre estatus de la Isla y apoyen un plebiscito “Estadidad Si o No”.

Ferrer Ríos, reiteró que procede un plebiscito que realmente mida las fuerzas asimilistas de la “estadidad” contra la voluntad puertorriqueñista de afirmación nacional. El líder del PPD explicó que para solucionar el problema de estatus se debe convocar un verdadero e inexpugnable plebiscito de “Estadidad Si o No”, avalado federalmente. 

“Les convoco a apoyar esta ruta y a participar de ese proceso, como observadores y guardianes de la moralidad y la legalidad internacional. Les aseguro que, tras realizarse tal plebiscito, la voz de Puerto Rico se escuchará clara y fuertemente, sin necesidad de interpretación alguna. Y esa afirmación de las fuerzas puertorriqueñistas deberá entonces encaminar un nuevo proceso constituyente justo y productivo, que incluya a todos los puertorriqueños”, expresó.

En su ponencia, Ferrer Ríos hizo un recuento de lo ocurrido en el pasado plebiscito y estableció que el llamado al boicot “prevaleció ante los que botaron por la estadidad”.

“El pueblo de Puerto Rico no puede seguir sometido a consultas irrelevantes, ni a rituales, ni peregrinaciones anuales inconsecuentes. Seguir emitiendo resoluciones idénticas año tras año sobre el inalienable derecho a la independencia de Puerto Rico -derecho el cual nadie cuestiona- no ha adelantado ni un paso la solución del problema político de nuestro país. Puerto Rico exige procesos y soluciones genuinas. Las Naciones Unidas pueden y deben asistir en esa capacidad. Si como decía Einstein “la locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”, entonces todos -Puerto Rico, EEUU y la Comunidad Internacional- tenemos la obligación y responsabilidad de procurar nuevas vías para adelantar la causa de la autodeterminación puertorriqueña”, destacó.

Exhortó a la ONU a que asuman el reto planteado de romper los patrones de irrelevancia e inconsecuencia, haciendo sentir su presencia y autoridad en un futuro proceso plebiscitario y de resolución del futuro político de Puerto Rico.

Además, les hizo un llamado elevar el caso de Puerto Rico a la Corte Internacional de Justicia para que el máximo órgano jurídico de las Naciones Unidas, conforme a su autoridad para emitir opiniones consultivas, contribuya a apuntalar el rumbo de la autodeterminación puertorriqueña, conforme al derecho internacional aplicable.

Por otro lado, Ferrer Ríos también responsabilizó a las Ramas Ejecutivas y Legislativas de EEUU, por asumir posturas retrocediendo al 1952, en la que sostienen que Puerto Rico es un mero territorio sujeto al poder pleno y absoluto del Congreso de ese país, esto en violación al derecho internacional.

“Bajo ese supuesto, EEUU ha creado una Junta de Control Fiscal no electa que suspende el gobierno propio del Pueblo de Puerto Rico. La misma ostenta y ejerce el poder unilateral de vetar presupuestos y leyes puertorriqueñas, e incluso de establecer unilateralmente presupuestos para Puerto Rico, sin discusión ni transparencia alguna”.

El presidente del PPD acusó a los Estados Unidos de violentar abiertamente la Resolución 748 (VIII) de la Asamblea General que en 1953 reconoció que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico había logrado los “atributos de soberanía política que claramente identifican el estatus de gobierno propio alcanzado por el pueblo puertorriqueño como entidad política autónoma”, por lo que retiró a Puerto Rico de la lista de territorios sin gobierno propio.

“Por todo lo anterior es impostergable que Naciones Unidas asuma su responsabilidad moral y legal denunciando y tomando acciones afirmativas sobre estas violaciones. La acción afirmativa, no obstante, no puede ser la reinscripción indefinida de Puerto Rico en el listado de la ONU de territorios sin autogobierno. Eso reafirmaría y consolidaría los golpes que Puerto Rico ha recibido en años recientes y no solucionaría nada. El logro de Puerto Rico de 1952 debe reivindicarse y fortalecerse y el futuro status de Puerto Rico debe partir de ahí”, advirtió Ferrer Ríos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo