Acuerdo AEE y bonistas no está escrito en piedra

Apuntan a que el camino de un Título III podría ser conveniente para la corporación pública, que este fin de semana extendió su acuerdo con los bonistas

Por Miladys Soto

La Junta de Control Fiscal (JCF) podría rechazar el acuerdo de reestructuración (RSA, por sus siglas en inglés) de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), hecho que podría inclinar a la corporación pública a acogerse al Título III de la Ley  para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés).

El analista político y excandidato a comisionado residente en Washington Carlos Pesquera expuso que lo más conveniente para la AEE sería el Título III  para negociar su deuda como el resto del Gobierno de Puerto Rico. “A la Autoridad le conviene irse a Título III para conseguir una mayor reducción del principal de la deuda. Un 15 % es muy poco”, destacó el ingeniero.

Según Pesquera, el RSA ha sido enmendado posterior a la Ley PROMESA, por lo que no hay acuerdos pactados. Asimismo, expuso que quien se perjudicará será el pueblo, ya que serán los ciudadanos quienes pagarán una tarifa más alta por la energía eléctrica.

El analista destacó que la respuesta de la JCF al congresista Rob Bishop será una asesorada legalmente, para ver si es cierto que el RSA debe ser aceptado de forma obligatoria o puede ser sustituido por el Título III. “La Junta debe tener el apoyo de Puerto Rico para el Título III y el recorte que tenga de deuda la Autoridad sea similar al recorte en agencias públicas, GO o COFINA”, agregó Pesquera.

En su carta, el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, Rob Bishop, cuestiona al presidente del ente federal José Carrión sobre la falta de consenso para la aprobación del acuerdo.

“Los miembros del Congreso que están vigilando las acciones de la Junta están preocupados por el fracaso continuo de la Junta de actuar sobre el RSA de la AEE. El miedo es que esto puede resultar en un daño severo con efectos adversos para Puerto Rico, incluyendo la capacidad de la Junta para negociar de buena fe con los acreedores y la erosión de la confianza del Congreso a la JCF”, escribió el congresista.

Mientras, Pesquera opinó que hay “una presión indebida” por parte de los congresistas, influenciados por los cabilderos en aceptar el RSA. El analista expuso que en este momento la Junta debe utilizarlo para mostrar que hará lo mejor para Puerto Rico, ya que se avecinan decisiones de mayor trascendencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo