Unidades de la UPR se preparan para la tijera

Aunque aún no tienen un presupuesto final, algunos rectores ya cuentan con un plan para enfrentar la crisis

Por Ronald Ávila Claudio

Aunque reina la incertidumbre en la Universidad de Puerto Rico (UPR), pues aún la Asamblea Legislativa evalúa el recorte de $202 millones que ha propuesto Ricardo Rosselló al presupuesto de la institución, los rectores han trazado una ruta en medio de la crisis para mantener a flote el sistema.

En la UPR Arecibo, por ejemplo, se proyecta un aumento en la oferta académica online o en la modalidad de “megasecciones”. Esto, según la rectora Silka Torres, a consecuencia de que se afectará el reclutamiento de profesores por contrato a tiempo completo.

Arecibo, además, reducirá en un 7% las bonificaciones al personal de confianza y en un 10 % al rector de la unidad. De la misma forma, contemplan la ejecución de un plan de ahorro de energía utilizando bombillas LED e implementando una mejor ejecución de las tomas de agua.

Torres también mencionó que los Departamentos Académicos desarrollarán estrategias para atraer fondos externos.

“El Departamento de Enfermería, por ejemplo, tiene una división de profesionales de la salud muy activa; lo único que  le aportamos es la nómina. El de Tecnología Veterinaria, por otra parte, ha decidido ofrecer servicios básicos de vacunación”, destacó la rectora.

Al tiempo, recalcó que el plan que ha desarrollado no observa aumentos en los costos de estudio o la eliminación de las exenciones de matrícula.

Empero, las medidas antes descritas se idearon antes de que la administración Rosselló anunciara el nuevo recorte presupuestario de más de $200 millones. Anteriormente, el Gobierno central informó a la UPR que el recorte sería de $149 millones para el próximo año fiscal. Dentro de dicho panorama, sostuvo Torres, la administración universitaria contempló reducir en un 9 % las partidas de la UPR Arecibo. La unidad recibiría, dentro de dicho panorama, unos $30 millones. Esto escenario cambiaría de acuerdo con el presupuesto que apruebe la Rama Legislativa.

Con la misma intención de proteger el bolsillo de los estudiantes, así como las exenciones de matrícula, José Encarnación, rector de la UPR en Humacao, dejó saber a Metro que los ajustes en su recinto de cara a los recortes serán en áreas administrativas.

Su administración reducirá la compra de materiales que no sean imperativos para la actividad académica, así como una limitación a las contrataciones por servicios profesionales.

Asimismo, Encarnación buscará agilizar el proceso de compras en UPR Humacao, “porque los atrasos hacen que los suplidores le cobren más al recinto”.

El año pasado, la unidad oriental de la UPR recibió $46.7 millones de presupuesto. En un panorama de un recorte de $149 millones, la Oficina de Finanzas de la administración central le comunicó al rector que le asignaría unos $41 millones para el próximo año fiscal. Ahora, con la nueva tijera al presupuesto de la universidad, Encarnación sentenció que viven en “incertidumbre”.

Más chavos para algunos recintos

En el contexto del primer recorte presupuestario propuesto, ascendente a $149 millones, el decano administrativo de UPR Humacao, Luis Rodríguez, dijo en exclusiva que la administración central de UPR, sin dar razones, pretendió aumentar el presupuesto de algunas unidades del sistema universitario. 

Según Rodríguez, el desglose sería 3 % más de presupuesto para Carolina y Bayamón, así como un aumento de 6 % para Aguadilla. Por el contrario, se reduciría en un 16.9 % las partidas de Río Piedras, 15 % Mayagüez, 11 % Ciencias Médicas, 9.6 % Humacao, Ponce y Utuado un 8 %. Por otra parte a Cayey, de acuerdo con Rodríguez, solo se le pidió una reducción de .6%.

Según Encarnación, si esto vuelve a pasar con el nuevo presupuesto, “habrá que investigarlo”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo